Gutenberg y la invención de la imprenta

La imprenta

El antecedente más antiguo que se conoce, como medio de impresión, es la utilización de piedras para sellar, los cilindros-sellos. Estos se usaban sobre todo en Babilonia y pueblos cercanos para sellar o firmar los documentos de transacción.

Los chinos dieron los primeros pasos en el desarrollo de la imprenta al buscar un procedimiento que les permitiera obtener muchas reproducciones iguales de un mismo original, en lugar de copiar los escritos manualmente.

Factor determinante, en el desarrollo de la imprenta en China, fue la invención del papel ya que otros materiales como el papiro y el pergamino, utilizados para escribir en las culturas antiguas, no resultaban apropiados para imprimir.

En un principio se labraban los caracteres de una página en una plancha de madera, de manera que estos sobresalieran, después se entintaba la plancha y se pasaba sobre ella hojas de papel; era la xilografía.

La necesidad de corregir letras en las planchas hizo que tuvieran que fabricar moldes individuales, por lo que más tarde, comenzaron a labrar cada signo por separado en tipos de madera individualizados, que se combinaban para formar expresiones y hacía el trabajo de impresión más rápido.

Esta forma de impresión llega a Europa traída por Marco Polo y es desarrollada por los artesanos textiles europeos para estampar los tejidos.

Durante el Renacimiento, el auge de una clase media, próspera e ilustrada, demanda más materiales escritos que la copistería a mano o la xilografía no alcanza a cubrir.

A mediados del siglo XV, un impresor de Haarlem (Holanda) llamado Laurens Janszoon Coster, desarrolla una imprenta con tipos móviles de madera de haya, que debido a la fragilidad del material al ser golpeado, hace que se deformen, prueba también con moldes de arena fina y de arcilla, e incluso partiendo de los moldes de madera funde tipos en plomo y estaño, pero obtiene resultados muy defectuosos, aunque existen ejemplares impresos en su taller.

Fue Johann Gutenberg, un orfebre de Maguncia acostumbrado a tratar y moldear metales, quien desarrolló los tipos móviles fundiendo plomo y los acopló en una prensa con tornillo modificada, similar a las que usaban los viñateros de Renania.

Con ayuda de un crédito que pide al banquero Johann Fust, Gutenberg monta un taller y en el año 1450 logra imprimir 150 ejemplares en papel y 50 en pergamino de la Biblia, compuesta cada una de dos volúmenes con 42 líneas en cada página a dos columnas y escritas en letra gótica.

Es Johann Fust el que se queda con el negocio de Gutenberg al no poder este devolverle su crédito y continúa con el negocio.

La posibilidad de realizar tiradas múltiples de los libros facilitó el acceso de un mayor número de personas al conocimiento y transformó la política, la religión y las artes.

El impacto de la invención de la imprenta provocó una revolución en la cultura, el saber escrito dejó de ser patrimonio de una élite y se extendió a amplias capas de la población. La escritura fue sustituyendo a la tradición oral como forma privilegiada para transmitir conocimientos.

Los cambios que trajo consigo la imprenta de Gutenberg, son solo comparables a los que llegarían a finales del siglo XX de la mano de los ordenadores.

Imagen: Biografías y vidas

Publicado en: Edad Media Alta

Tags: ,

Imprimir Imprimir




2 comentarios

Comments RSS

  1. Justo lo que necesitábamos para el trabajo de la Uni, se lo comentare a mis compañeros, directo al tema, eso es lo que me encanta de este artículo, gran trabajo.

  2. Don't be alone dice:

    Excelente me sirvió para mi investigación sobre este tema.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top