Grandes victorias de los Tercios de Flandes

los Tercios de Flandes

Los Tercios de Flandes fueron la mejor infantería de los siglos XVI y XVII, siendo el brazo ejecutor de los dominios españoles y dejando honda huella como tropas de choque en los múltiples escenarios de conflicto en los que participaron.

Gracias a sus tácticas cosecharon las gestas más notables y laureadas, de las que vemos sus principales victorias:

Pavía (1525): los Tercios aún no se habían constituido formalmente, pero los soldados españoles de Carlos V ya se habían hecho célebres en los campos de batalla de Italia. En esta batalla ocurrida en el Milanesado, se consiguió capturar al monarca francés Francisco I y barrer a la poderosa caballería francesa.

Mühlberg (1547): esta batalla mostró las posibilidades de los Tercios como fuerza de choque. Las tropas protestantes de la Liga de Esmalkalda habían destruido los puentes sobre el Elba, pero los Tercios consiguieron realizar una acción audaz y ocupar el punto de cruce del río, asegurando así el paso del conjunto de las fuerzas imperiales de Carlos V.

San Quintín (1557): la batalla de San Quintín fue el mayor éxito de los Tercios contra Francia y también el primer gran éxito militar de Felipe II. La posterior victoria en Gravelinas (1558), cerca del paso de Calais, obligó a los galos a firmar la paz de Cateau-Cambresis que reconocía la hegemonía de la Monarquía Hispánica sobre Italia, la cesión de Milán y el reconocimiento del dominio aragonés sobre el reino de Nápoles.

Lepanto (1571): los Tercios también destacaron como infantería de marina luchando en los abordajes. Salieron victoriosos en la batalla de Lepanto y en los desembarcos del archipiélago de Malta, Lisboa y las Islas Terceiras.

Breda (1624): fue uno de los asedios más duros de la Guerra en Flandes, así como una de las últimas victorias militares de los Habsburgo españoles. La batalla formó parte de una gran estrategia que pretendía aislar la costa holandesa. El éxito que Ambrosio Spinola dio a la Corona, permitió a las tropas de Felipe IV contar con la iniciativa durante varios años.

Batalla de Valenciennes (1656): está considerada la última victoria de los Tercios, aunque ya antes habían sufrido su gran derrota en Rocroi.

Nuevos sistemas de combate, estrategias militares y cambios técnicos hicieron que los Tercios dejaran de ser percibidos como una máquina de guerra invencible y declinaran su poder a lo largo del siglo XVII.

Con la llegada de los Borbones al trono, se produjo una reorganización militar que eliminó el sistema de los Tercios.

Foto vía: El Gran Capitán

Publicado en: Edad Moderna, Historia de España

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top