La Batalla del Mar de Filipinas en 1944

Batalla del Mar de Filipinas

Entre el 19 y 20 de Junio de 1944, se llevó a cabo la Batalla del Mar de Filipinas, durante la denominada Guerra del Pacifico, en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Los oponentes eran Estados Unidos y Japón, y el terreno donde se desencadenaría la lucha, sería el mar, en las cercanías de las islas Marianas.

Allí, la flota “Fuerza Móvil” dirigida desde Tokyo por el almirante Soemu Toyoda, pero comandada por el vicealmirante Jisaburo Ozawa, se encontraba dividida y preparada para recibir a las fuerzas norteamericanas, compuestas por portaaviones y unidades de desembarco al mando del vicealmirante R.K. Turner.

Bajo el nombre de “Operación Forager”, Estados Unidos tenia como principal objetivo recuperar las islas de Saipan, Tinian y Guam, bajo el dominio de Japón, quien confiaba no solamente en su flota naval sino también en sus bases aéreas terrestres. Lamentablemente, las mismas fueron bombardeadas por los aviones americanos con anterioridad, quedando prácticamente inutilizadas.

Sin mas tiempo que perder, el 19 de Junio Japón puso en marcha su plan, bajo el nombre de “Operación A-Go”, lanzando al ataque 50 aviones que poseían como fin derribar al Task Force norteamericano. Sin embargo, los radares estadounidenses detectaron a las aeronaves de combate, y las mismas fueron derribadas rápidamente. Durante el resto del día, continuaron produciéndose diferentes oleadas por parte de los japoneses, las cuales fueron neutralizadas por los experimentados pilotos americanos, ocasionando importantes perdidas para las fuerzas orientales. Un primer paso en falso para Japón.

Mientras la batalla tenia lugar en el aire, los submarinos estadounidenses Cavalla y Albacore, lograron interceptar a un grupo de barcos petroleros que se dirigían al centro de las Fuerzas Móviles, con lo cual les fue dada la orden de seguirlos, a fin de descubrir la posición exacta de las mismas. Su estrategia resulto ser un éxito, y diversos portaaviones japoneses fueron destruidos y averiados. Solo quedaba dar el paso final.

De esta manera, el 20 de Junio, las fuerzas norteamericanas desplegaron una serie de patrullas aéreas, localizaron a las Fuerzas Móviles y decidieron lanzar al ataque un total de 216 aviones caza.  Por su parte, Ozawa solo logro ubicar en el tablero aéreo de guerra 35 aviones, confiando aun en las bases aéreas terrestres sin saber, por encubrimiento del vicealmirante Kakuji, que las mismas no se encontraban disponibles.

Finalmente, Toyoda ordenó a Ozawa el retiro de las islas Marianas, Saipan, Tinian y Guam y éstas fueron capturadas nuevamente por los Estados Unidos, convirtiéndose en nuevas bases aéreas y concluyendo la guerra marítima.

Un final desastroso para Japón, fruto del rápido accionar norteamericano y de las malas decisiones tomadas por sus comandantes a la hora de implementar su estrategia.

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: , , , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top