La marcha de la sal de Gandhi

marcha-de-la-sal

Entre el 12 de marzo y el 6 de abril de 1930, tuvo lugar la denominada “Marcha de la Sal”. Fue éste un acto de desobediencia civil protagonizado por Gandhi en la India. Un acto que también sería conocido como el segundo satyagraha o ayuda hasta hallar la verdad.

En líneas generales podríamos decir que la Marcha de Sal fue una gran protesta a nivel nacional. El motivo no era otro que el malestar en el Congreso Nacional Indio por la negativa británica de conceder el status de dominio a la India.

Gandhi era consciente de que la independencia tan sólo podría conseguirse si se dirigían contra una situación que perjudicara a toda la sociedad India, ya fueran hindúes o musulmanes, o pertenecieran a la casta que pertenecieran.

Así, Gandhi vio en el impopular impuesto sobre la sal una posibilidad; y es que durante esta época, la colonial, la producción de sal en la India era un monopolio regido por el gobierno de Gran Bretaña, el cual establecía un impuesto adicional sobre la sal que consumía la población.

Teniendo en cuenta la falta de mecanismos de refrigeración, la sal era considerado producto básico en la India, pues se demandaba muchísimo para poder conservar la carne y otros alimentos.

Cabe destacar que los ingleses, además de aprovecharse de este uso para sacar beneficio, habían impuesto leyes que perseguían y multaban a todas las personas que decidieran fabricar sal de forma autónoma.

Al afectar a toda la población, sin distinción, este boicot sería más popular que una protesta que luchara en contra de las leyes de autodeterminación política.

Gandhi iniciaría así una marcha desde Sabarmati hasta la ciudad costera de Dandi. Al principio, tan sólo iba acompañado por sesenta y ocho seguidores. No obstante, a medida que llegaba a las localidades de paso, nueva gente se sumaba a su causa, evidentemente indignada con el impuesto británico.

Cuando llegaron a la ciudad de Dandi, Gandhi, de forma simbólica, cogió un poco de agua de mar con el fin de arengar a las masas para que finalmente se atrevieran a desobedecer y crear su propia sal.

Este ejemplo sería seguido por todo el país. Desde Karachi hasta Bombay, los ciudadanos comenzarían a evaporar el agua recogiendo así la sal. Sin ocultarse. A plena luz del día. Esto, evidentemente, traería consecuencias; y es que durante esas fechas las cárceles se llenarían con más de 60.000 ladrones de sal. El mismísimo Gandhi sería detenido.

Finalmente, en marzo de 1931, se llegaría a un acuerdo con el virrey Irwin. En este acuerdo se reconocía a Gandhi el derecho para acudir a la conferencia de Round Table, siempre y cuando se desconvocara la campaña de protesta. Además, a partir de ese momento sería legal producir sal casera de uso doméstico.

Otras marchas de la historia:

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




3 comentarios

Comments RSS

  1. carla dice:

    alguno conoce otras fuentes que me puedan ayudar a conocer sobre la marcha de la sal?

  2. Javier Gómez dice:

    Hola, Marcela:

    ¿Te has leído el artículo? en él lo explica. Los ingleses habían creado un impuesto que los hindúes tenían que pagar por la sal que consumían. Y para ellos, la sal era un alimento básico. Este impuesto sobre la sal fue la excusa perfecta para levantarse contra la dominación británica.

    Saludos.

  3. marcela quintana dice:

    nesesito x q se llama la marcha de la sal

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top