El Guernica, un cuadro para la Historia

El-Guernica

Que el Arte siempre ha sido, a lo largo de los siglos, un instrumento perfecto para conocer y estudiar la Historia de un determinado momento, período o acontecimiento, es algo que todos los que nos dedicamos al estudio de la disciplina tenemos claro desde el primer momento en el que nos sentamos en un aula de la Facultad.

Sin embargo, pocas obras de arte han conseguido captar el momento tan trágico y cruel de un hecho histórico y que, en el caso que hoy nos ocupa, tuvo lugar durante la Guerra Civil española; estamos hablando, cómo no, de “El Guernica”, de Pablo Picasso.

El título del lienzo hace referencia al episodio histórico del Bombardeo de Guernica, el cual se produjo el 26 de abril del año 1937. Picasso pintó el cuadro casi inmediatamente, entre los meses de mayo y junio, como respuesta a un encargo que le hizo el Gobierno de la República Española y con el fin de ser exhibido en el pabellón español durante la Exposición Universal que iba a tener lugar en París ese mismo año.

Con ello no se perseguía otra cosa que llamar la atención de la sociedad mundial a favor de la causa republicana en pleno conflicto fraticida. Ya en los años 40, cuando la dictadura franquista estaba instaurada en el país, Picasso decidió que el cuadro estuviese colgado en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, aunque dejó claro que su deseo era que este retornara a nuestro país en el momento en el que la democracia volviese a su panorama político.

Por ello, el cuadro volvió a desembarcar en España en el año 1981, exponiéndose primero al público en el Casón del Buen Retiro, en Madrid, y posteriormente, desde el año 1992, cuelga de forma permanente en las paredes del Museo Reina Sofía, situado también en la capital.

Foto Vía: Román Reyes

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top