La Batalla de Gettysburg, Norte contra Sur

Batalla de Gettysburg

La mayor batalla de la historia en suelo americano tuvo lugar entre los confederados del Sur y los unionistas del Norte, enfrentados en la Guerra de Secesión. Los sueños de gloria del General Lee desaparecieron en Gettysburg tras tres días de cruenta batalla.

En 1863 tras tres años de guerra el ejército sudista del general Robert E. Lee estaba decidido a invadir el Norte y tomar Pensilvania, un territorio con una línea de ferrocarril que era fundamental para reforzar el ejército del Norte.

El 1 de junio los sudistas enviaron algunas partidas de reconocimiento a la ciudad de Gettysburg, cerca del centro urbano se toparon con una brigada unionista comandada por el general Buford y entablaron lucha consiguiendo los confederados, gracias a los refuerzos del general Richard Ewell, que los unionistas se retiraran.

Lee dio orden a Ewell de ocupar la colina de Cemetery Ridge y esperar allí el ataque de la tropas unionistas a cargo George Gordon Meade, pero Ewell no cumplió la orden de inmediato y ese retraso dio el tiempo suficiente a los del Norte para ocuparla y desde allí atacar.

Los sudistas deciden entonces ocupar la colina de Little Round Top que era una inmejorable posición para las artillerías confederadas, pero los unionistas no solo obstaculizaron el asalto, sino que el XX Regimiento del Maine ocupó la loma.

Aún así Lee sigue pensando que el ejercito del Norte estaba debilitado por los continuos asaltos sufridos por sus tropas y que con un simple golpe al centro de la formación bastaría para terminar con la batalla, pero los unionistas guardan un as en la manga, esa misma noche reciben refuerzos y cuando a la mañana siguiente Lee ordena hacer fuego a las baterías y avanzar hacia el centro de las filas enemigas, cargando a golpe de bayoneta en lo que se ha llamado la carga de Pickett, aquello se vuelve un ataque suicida contra los federales que se hallaban bien atrincherados y pudieron disparar a discreción.

Los confederados perdieron al 50 % de sus tropas y fue un duro golpe psicológico del que ni la Confederación ni Lee lograron recuperarse y que aceleraría el desenlace de la Guerra Civil norteamericana.

Imagen: Salón del Trono

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: , , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top