El comienzo del tráfico de esclavos en masa

Fernando el Catolico

El decreto firmado por el rey Fernando el Católico en 1510, según el cual se inició el comercio de esclavos a gran escala por el Atlántico, ha sido mayormente ignorado por varias razones. En Gran Bretaña, Estados Unidos y las Antillas de habla inglesa, poca gente tiene constancia del evento, ya que se percibe como un acontecimiento meramente ibérico, más que como el principio de un fenómeno más internacional.

Sin embargo, este decreto marcaría el principio del tráfico de esclavos a gran escala a través del Atlántico, y conseguiría cambiar la historia de África, de América, e incluso de la misma Europa. Hasta entonces, este tipo de comercio humano, que consistía en esclavos africanos transportados en barco desde España hasta el Caribe, funcionaba a escala muy reducida. A partir de 1510, el monarca conseguirá que los esclavos africanos (que llegarían a sumar unos 12 millones a lo largo de los siglos) fuesen enviados a América en masa para ser utilizados como mano de obra en las minas y las plantaciones.

La época tampoco ha tenido demasiada repercusión en el estudio de la esclavitud transatlántica, debido a que en sus comienzos el tráfico de esclavos entre África y el Nuevo Mundo se llevaba a cabo a través de la Península Ibérica. En este sentido, España fue el país que más estuvo involucrado en el acontecimiento de 1510, pero los españoles nunca han considerado que su nación fuera protagonista del comercio de esclavos ya que, a pesar de que el Imperio español se valiese de más de un millón de ellos, la mayoría eran transportados en navíos no españoles.

Los portugueses, que durante la primera época realizaron la mayor parte del comercio transatlántico de esclavos, se muestran reacios a su vez a aceptar públicamente el papel desempeñado por su país en el asunto, tendencia que puede tal vez explicarse por el deseo de mantener una imagen nacional positiva y por el temor a posibles compensaciones.

Algunos países, por su parte, en especial Gran Bretaña, Brasil, Dinamarca y Estados Unidos, han celebrado aniversarios de la abolición del comercio de esclavos o de la propia esclavitud, mas no ha habido ninguna celebración que conmemorara el principio de un fenómeno cuyas causas principales fueron la avaricia y la crueldad humanas.

Foto Vía: vadehistoria.com

Publicado en: Edad Moderna, Historia de España

Tags: ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

Comments RSS

  1. jesus dice:

    Debería quedar más claro que anglosajones y demás países también (e incluso la Iglesia) se beneficiaron de este miserable sistema y que incluso fue utilizado demagógicamente como actualmente se hace con los ddhh.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top