La muerte de Salvador Allende ¿suicidio o asesinato?

Presidente Salvador Allende

Salvador Allende, Presidente democrático de Chile de extracto socialista, murió durante el golpe militar de 1973 liderado por el General Augusto Pinochet, posterior Presidente de facto. Desde entonces, ha tenido lugar una fuerte controversia entre sus seguidores y detractores sobre las causas de sus muerte. Actualmente, la creencia popular se inclina a un posible suicidio, ya que la mayor parte de la evidencia apunta en esa dirección.

El 11 de septiembre de 1973, poco antes de la toma militar del Palacio de La Moneda (palacio presidencial), mientras el sonido de disparos y explosiones repicaba en el aire, el Presidente Salvador Allende realizó en forma radial uno de los llamados más recordados al pueblo chileno, refiriéndose a sí mismo en pasado, hablando sobre su amor a Chile y su gran fe en el futuro. Afirmó que su compromiso con Chile no le permitía tomar la vía de salida fácil (aceptando una oferta de salvoconducto), y ser usado como herramienta de propaganda por aquellos a quienes denominaba «traidores» , dejando en claro que su intención era luchar hasta el final.

Instantes después, Allende estaba muerto. Según un anuncio oficial había cometido suicidio con una ametralladora, y una autopsia catalogó la muerte como suicidio. El arma supuestamente empleada por Allende era un rifle de asalto AK-47 que había recibido como obsequio por parte de Fidel Castro, con una inscripción que rezaba: «A mi buen amigo Salvador de parte de Fidel, quien por diferentes medios intenta alcanzar las mismas metas.»

Esta explicación es ampliamente aceptada hoy en día, incluso por sus familiares e integrantes de su propio partido, tras décadas de silencio y acusaciones a los militares. Esta (hoy en día) aceptación se basa en declaraciones efectuadas por dos doctores del cuerpo del Palacio de la Moneda que fueron testigos de su suicidio: el Dr. Patricio Guijon, quien en aquel momento confirmó los hechos, y el Dr. Jose Quiroga, que hizo lo propio en el año 1999.

La versión oficial de la muerte señala: Aproximadamente a las 1:50 PM hora local, el Presidente Allende ordenó a los defensores de la Moneda rendirse. Los defensores entonces formaron una fila desde el segundo piso que bajaba por las escaleras hasta la puerta de la calle Morande. El presidente caminó a lo largo de esta fila, desde la planta baja hacia escaleras arriba, estrechando las manos y agradeciendo personalmente su apoyo en tan difícil momento. Tras concluir, se dirigió hacia el salón Independencia, ubicado en el ala noreste del segundo piso del Palacio.

Al mismo tiempo, el  Dr. Patricio Guijon (miembro del cuerpo de La Moneda) decidió regresar al piso superior para llevarse su máscara de gas como recuerdo. Escuchó un ruido y abrió la puerta del salón Independencia a tiempo para ver al presidente dispararse a sí mismo con su rifle de asalto AK-47. Desde el otro punto del salón, y a través de una puerta abierta, el Dr. Jose Quiroga también fue testigo del suicidio.

General Augusto Pinochet

Según las diferentes versiones, estas personas presenciaron el suicidio:

Dr. Patricio Guijon – miembro del Cuerpo Médico Presidencial – Sobrevivió
Dr.Jose Quiroga – – miembro del Cuerpo Médico Presidencial – Sobrevivió
Arsenio Poupin Oissel – Asesor Presidencial y miembro del gabinete – Ejecutado pocos días después
Enrique Huerta Corvalan – Intendente del Palacio – Ejecutado pocos días después
David Garrido – Detective (Seguridad Presidencial) – Sobrevivió
Ricardo Pincheira – Detective (Seguridad Presidencial) – Sobrevivió
Pablo Manuel Zepeda Camillieri – Guardaespaldas (Seguridad Presidencial) – Sobrevivió

Como mencionáramos, de estos testigos, sólo el Dr. Guijon habló sobre los eventos inmediatamente después de ocurridos, y fue duramente atacado por hacerlo.

En aquel momento, y por muchos años después, sus seguidores, en su gran mayoría, creyeron firmemente que en realidad había sido asesinado por las tropas que llevaron a cabo el golpe, más precisamente por el General de división Javier Palacios que tras llegar al segundo piso de La Moneda con su ayudante el capitán Gallardo y un grupo de oficiales, intercambió disparos con Allende, y tras ultimarlo, vejó su cuerpo.

El Presidente Allende defiende el Palacio de la Moneda

En la Plaza de la Revolución de la Habana, el 28 de septiembre de 1973, Fidel Castro dijo a más de un millón de cubanos que Allende había muerto en La Moneda envuelto en una bandera chilena, disparando a sus enemigos con el arma que le había obsequiado. Posteriormente declaró que Allende fue ultimado en combate en los escalones de la entrada del Palacio Presindecial.

En comentarios públicos sobre la muerte de Allende, Fidel Castro sostuvo la historia que había muerto en combate con las tropas chilenas sublevadas, sin embargo, hizo una declaración al presidente venezolano Hugo Chávez sobre el suicidio de Allende en 2002 »No te mates. No hagas como Allende, que era un hombre solo. Tienes la mayor parte de las fuerzas armadas de tu lado. No renuncies, no te rindas.»

Salvador Allende y Fidel Castro

Actualmente son pocas las personas que insisten en que Allende fue asesinado por las tropas de Pinochet mientras defendía el palacio. En los años recientes, la teoría del suicidio ha cobrado más fuerza, particularmente con la aparición de nuevos testimonios confirmando el suicido en noticias y entrevistas documentales.

Publicado en: Edad Contemporanea, Personajes históricos

Tags:

Imprimir Imprimir




24 comentarios

  1. Jorge Luis Ramos Cusihuaman dice:

    Augusto Pinochet Ugarte es un extraordinario GENERAL DE EJERCITO fue presidente de Chile durante 17 años, puso a Chile entre los primeros paises desarrollados, Augusto Pinochet el general mas querido por los capitalistas fallecio en el 2006 por una triste enfermedad; pero queda sus grandes obras y CHILE le esta muy agradecido por poner MANO DURA a los marxistas y parasitos que consumian a CHILE, el general PINOCHET obro muy bien para CHILE, aunque muchos resentidos les duele en el alma que AUGUSTO PINOCHET UGARTE haya exterminado la pobreza y asesinado a cuanto vago desgraciado existia, VIVA AUGUSTO PINOCHET!

    Atte. Jorge Luis Ramos Cusihuaman

  2. lidia dice:

    mi padre muy joven , yo ni nacia , pero el haciendo fila para conseguir un misero pan , para poder darle de comer a sus hermanos , mi madre muy joven tambien , haciendo fila para conseguir azucar o quisas otro alimento , llega al lugar y no le dan nada, ella se devuelve llorando , por que en su casa no habia nada para comer, yo no naci en esa epoca, de hecho agradesco a dios haber nacido mucho despues, tampoco soy del area de la politica, pero si veo el dolor en los ojos de mi padre por la mierda que tubieron que viri por los comunistas , que tenian todo facilmente y ellos mis padres junto a sus familias se cagaban de hambre .. eso esta mal, no justifico la muerte de todas esas personas, pero por que mi padre , mi madre , y mi familia en general vivieron, por que no se hacian los reveldes, la gente que murio murio por no hacer caso , cuando decian que a cierta hora no se podia salir , mucha gente se hubiera salvado . y de hecho yo como mis padres jamas seria comunista jamas.

  3. Catalina dice:

    Huelo la ignorancia en varios comentarios, no solo en la forma de escribir, la ortografía y redacción de algunos comentaristas. Sino que también en la pobreza intelectual y escaso cerebro pensante que poseen… El gobierno del Doctor Salvador Allende fue invadido desde adentro y desde afuera, los complot en contra, los montajes (que hasta el día de hoy se repiten) la ayuda golpista y fascista extranjera como EEUU, la falta de abastecimiento, todo, absolutamente todo fue planificado y hecho por estos traidores, cobardes y ladrones. S. Allende nacionalizó el cobre, jamás hubiese regalado nuestras riquezas naturales como lo hacen los derechistas con nuestras tierras, con la tierra de los mapuches, ya no tenemos nada gracias a esos lame botas, individualistas y sin vergüenzas. Y ¿me dicen que el golpe fue bueno? Si lo que vino después fue miseria pura, lo dijo Neruda, lo dijeron todos y lo seguiremos diciendo mañana aunque les duela, porque la verdad renace cada día y jamás se borra, pueden ocultarla pero jamás eliminarla. Ahora la pregunta; ¿El presidente se suicidó o lo mataron? Lo mataron, como mataron a Victor Jara, a Neruda, porque si, a Neruda lo mataron, su secretario personal dice que con una inyección letal, claro en Chie todo se oculta y no es tema como sería en un país realmente democrático hacia un Nobel. Pero además lo mataron con la muerte de su amigo intimo: Salvador Allende, con las torturas hacia sus hermanos, viendo a su pueblo destruido en manos del fascismo, «los están matando a todos, los torturan» «asesinaron a Victor Jara y eso es como asesinar a un Ruiseñor» gritaba en sus últimos días. Pero no murieron, día a día siguen naciendo Allendes, Nerudas, Jaras en la mente y en la fuerza popular que seguirá viva en cada corazón sin ataduras, cada ser libre que clama por justicia y no se callará, y si creen que matándonos nos callarán están equivocados porque pueden matar a un hombre pero a las ideas nunca, los ideales prevalecen y viven en cada valiente que seguirá su lucha. El daño está hecho y no me vengan a hacer creer lo contrario fachos mentirosos, que ¿Pinochet mejoró a país? que argumento más barato e ignorante, un insulto, una burla. Esa cosa (Pinochet, intenté buscar algún insulto para esa «cosa» pero no lo encontré, pues haber nacido en este mundo ya es un insulto para la humanidad) no hizo más nada que robar, asesinar y quedarse en la historia del mundo como un ser despreciable y vomitivo. A continuación un regalito para él, porque tampoco soy tan mala (notese mi sarcasmo):

    (Quilapayún – A usted señor me dirijo)

    A usted señor me dirijo
    Que ha nacido en este suelo,
    A usted legítimo hijo de perra y perro chileno.
    A usted que tiene el orgullo de ser el gran carcelero,
    De ser el gran traidor, gran traidor y embustero.
    A usted que tiene las manos manchadas con sangre humana,
    A usted que tiene su vida y su alma condenada.

    ¿Por qué le da tanto miedo
    de que el pueblo esté en la calle,
    de que ría de que marche,
    de que grite, de que cante?

    A usted que cuida el tesoro de sus amos industriales,
    A usted que es especialista en torturas infernales,
    A usted que con tanta muerte quiere llenarse de gloria,
    A usted que quiere atajar el caminar de la historia,
    A usted que será después de nuestra final victoria
    Un desgraciado recuerdo de putrefacción y escoria.
    A usted que estará consciente de su derrota cercana
    Que sabe que si no es hoy, bien pudiera ser mañana.

  4. fabian dice:

    creo que entendio mal el amigo de arriva pero se comprobo que fue SUICIDIO, algo no muy estraño si pensamos que allende era comunista y no poseeia los valores cristiano y no me refiero a religion o religiones en general ( no creia en dios), lo otro despues de leer el articulo y tambien leer e intentar interpretar cada opinio veo las dos posturas profundamente fundamentadas, pero veo por los dos lados que tratan de justificar cada accion una por el golpe( la estabilidad economica), y lo otro que seria el suicidio de ayende (que lo toman como algo heroico), lo cual nunca yo recomendaria realizar.

    fabian

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top