“La Asamblea de los Notables” y el comienzo de la Revolución Francesa

Revolución Francesa

La Revolución Francesa de 1789 está considerada como uno de los hechos más importantes de la historia mundial. El historiador Eric Hosbawm afirma en su obra “La era de las Revoluciones”:La Revolución francesa supuso la conquista del poder por la burguesía y el fin del antiguo régimen monárquico”. Esto se entiende si nos situamos en el siglo XVIII, etapa en la cual Francia era el país con mayor población de toda Europa: 26 millones de habitantes, 20 de los cuales pertenecían a las clases bajas, el campesinado, y los 6 restantes a las clases altas: nobleza y tercer estado: burguesía.

Las masas campesinas vivían en la miseria mientras que la nobleza se mostraba indiferente al déficit que poseía el Estado, disfrutando de privilegios que hacían entrar en cólera a las masas empobrecidas. En el marco de esta sociedad y a lo largo del siglo XVIII, el comercio, la industria y las finanzas habían ido ocupando una posición cada vez más importante en lo que a la economía del Estado respectaba: la burguesía tenía en sus manos el poder económico y como grupo social consideraba que debía establecerse una armonía entre la ley y los hechos, es decir, acabar con los privilegios nobiliarios.

Por otro lado, la Ilustración fomentada en Francia por la burguesía creaba un clima intelectual propicio para el cambio revolucionario.

En el año 1787, tras el fracaso de los grandes ministros transformadores: Turgot y Neker, y ante la apurada situación de la hacienda francesa, el rey Luis XVI convocó una Asamblea de Notables con la esperanza de ganar el apoyo de la nobleza ante una inminente revolución. En dicho evento reclamó a la aristocracia la colaboración financiera mediante el pago de un impuesto que se haría sobre el producto de todas sus tierras, pero los notables se mostraron hostiles y rebeldes ante el pedido. Este hecho fue conocido como “La revuelta de los privilegios”. Fue así que los nobles retiraron su apoyo al régimen monárquico, sobre todo al rey, abriendo las puertas a la nueva revolución, que, sin saberlo, cambiaría el rumbo del país y de la historia.

Publicado en: Edad Moderna

Tags: ,

Imprimir Imprimir




13 comentarios

Comments RSS

  1. catalina dice:

    siiiiii es muy buena la informacion

  2. lydia dice:

    como se llama el cuadro?

  3. luisa garcia dice:

    q bn esta la informacion de tiempos q uno no conoce

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top