La rendición de Francia ante la Alemania de Hitler

Firma de la rendición francesa en la 2 Guerra Mundial

Segunda Guerra Mundial, con París cayendo ante la combinación letal que las tropas alemanas hacían de sus técnicas de guerra relámpago (blitzkrieg) y el poderío acorazado de los Panzer (contrastando con la utópica línea Maginot gala), la conquista de Francia era ya un hecho irreversible, que amenazaba con expulsar estratégicamente del conflicto continental a todas aquellas fuerzas en condiciones de medirse con semejante ejército moderno y experimentado.

El Mariscal Henri Petain reemplazaba en su cargo a Paul Reynaud como Primer Ministro francés, anunciando su intención de firmar un armisticio con los Nazis, algo que a todas luces parecía vergonzoso o estúpidamente tardío.

Sólo un día bastó para que un emergente General Charles de Gaulle, tan alborotador como determinado, hiciera un llamamiento a Francia desde su exilio en Inglaterra, urgiendo a sus compatriotas a continuar la lucha contra Alemania (la famosa Resistencia, la cual lideraría hasta el desembarco en Normandía del Ejército de la Francia Libre).

El General Charles De Gaulle convoca la Resistencia francesa

Héroe militar durante la cruenta Primer Guerra Mundial, Petain fue designado Viceministro de Francia el mayo de 1940 para realzar la moral de un país que tambaleaba bajo la fuerza de la aceitada maquinaria Nazi.

Lejos de ello, muy lejos efectivamente, Petain acordó el mencionado armisticio con Hitler.

El armisticio, firmado por los franceses, o por Petain, el 22 de junio (en un gesto humillante para los franceses, la ceremonia tuvo lugar en el mismo vagón de tren en que Alemania había firmado su rendición el 11 de noviembre de 1918, poniendo fin a la Primera Guerra Mundial), entró en vigencia el 25 de junio, siendo más de la mitad de Francia ocupada de manera pacífica por los alemanes.

Menos de un mes después, Petain asumió como “Jefe de Estado” el Gobierno, estableciendo como centro de operaciones políticas la ciudad de Vichy, situada en el territorio francés no ocupado.

El régimen de Vichy, bajo el comando de Petain, colaboró activamente con las fuerzas nazis, sufriendo los ciudadanos franceses las consecuencias a ambos lados de una nación dividida únicamente de palabra, puesto que seguía a rajatabla las directivas de los altos mandos alemanes, entregando vilmente ciudadanos judíos, comunistas y miembros de la Resistencia.

Petain y Hitler, la vergüenza francesa

En 1942, Pierre Laval, un oportunista francés imbuido de ideales fascistas, y aplicado colaborador Nazi, ganó la confianza del propio Adolf Hitler, y el ya anciano Petain pasó a ser simplemente una figura decorativa en el régimen de Vichy.

Tras la invasión a Normandía en 1944 por parte de las fuerzas aliadas, Petain y Laval se vieron obligados a buscar protección alemana en el este europeo. Eventualmente ambos fueron capturados, encontrados culpables de alta traición, y sentenciados a muerte.

Laval fue ejecutado en 1945, pero el líder provisional Charles de Gaulle conmutó la pena de Petain por cadena perpetua. Petain murió en Ile d’Yeu, Francia, en 1951.

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: , , , , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top