El imperialismo y colonialismo en Asia

Imperio Británico en India

El siglo XIX finalizaba con las ansias imperialistas de grandes potencias mundiales. Parte de América, buena parte de las islas del Pacífico e incluso África, habían visto como sus territorios, por un sistema u otro, habían acabado bajo el gobierno de Imperios como el británico o el francés.

Desde el siglo XVI las ansias expansionistas europeas habían supuesto que lo que primero se consideraron grandes descubrimientos y aperturas de nuevas rutas comerciales, acabara por convertirse en colonialismo para acabar transformado en una suerte de imperialismo al que incluso se llegó a conocer con el nombre de neocolonialismo, especialmente en el caso estadounidense.

Al igual que ocurriera con el continente africano, Asia se vio inmersa en una constante lucha por la posesión de sus ansiadas riquezas orientales.

Hasta aquel siglo XIX, la presencia europea se limitaba poco menos que al establecimiento de pequeñas colonias de espíritu comercial con el fin de fomentar nuevos negocios. Sin embargo, el auge imperialista de fines del XIX impulsó a nuevos objetivos y a un mayor control de aquel continente, no solo a nivel económico, sino también político.

Pero en Asia se vieron envueltas no solo las potencias europeas, sino también Estados Unidos, Rusia e incluso Japón, tradicional enemiga de China, de modo que hubo zonas que se convirtieron en un auténtico polvorín donde las propios estados imperialistas se enfrentaron entre sí. Es el ejemplo de lo que ocurrió en el sudeste asiático, donde Holanda, Francia e Inglaterra intentaban imponerse, o de Asia central donde eran ingleses y rusos los que competían o de la propia China donde se vieron involucrados tanto rusos como estadounidenses como japoneses.

Colonias europeas en Asia

– El Imperio Británico

Era la gran potencia mundial del momento. El imperio que mas se ha llegado a expandir a lo largo de la historia del Mundo, y Asia se mostraba como un continente virgen para sus ambiciosas aspiraciones. Aunque sus ojos estaban puestos en Asia Central y Meridional, su gran objetivo siempre fue, desde el principio, la India, sobre todo desde que un siglo antes se introdujera allí a la Compañía Inglesa de las Indias Orientales. La revuelta de los cipayos marcó un antes y un después en el control del país, cuando finalmente se decidieron a retirar el control a la Compañía y reorganizar toda la colonia. La Corona Británica, mediante un Acta de Gobierno, se hizo con el control absoluto de la India, y crearon la figura de un Virrey, pasando a ser la Reina Victoria, entre sus numerosos títulos, además, Emperatriz de India.

Las anexiones británicas en Asia buscaban asegurar este país, y por ello intentaron extenderse hacia los territorios colindantes, tomando el control de Birmania, en lucha directa con Francia, de Malasia, del sur de la península arábiga, e incluso de Afganistán y parte del sur de Persia, donde se enfrentaron a Rusia.

– Francia

El epicentro de sus conflictos estuvo en Indochina, lo que hoy es la parte de Camboya, Laos o Vietnam, ésto es, Asia suroriental.

Los franceses estaban en Cochinchina desde mediados del siglo XIX y a partir de ahí fueron anexionándose territorios cercanos, como todo el delta del Mekong e incluso una parte de China, al sur, donde establecieron protectorados, en Annam y Tonquín. También convirtieron a Camboya en un protectorado francés.

– Holanda

El colonialismo holandés les llevó a conquistar las islas de Sumatra, Java, Borneo, Timor y las Islas Célebes, amén de Nueva Guinea.

– Estados Unidos

Tenían bajo su control a Filipinas, tras un enfrentamiento directo con España, dominadora de aquel país hasta el año 1898.

– Portugal

Controlaba el Timor oriental.

– Alemania

Se encontraba en la parte oriental de Nueva Guinea.

– Japón

Era una potencia emergente que intentaba acelerar su economía y su potencial armamentístico con el objetivo de adentrarse en el continente y hacerse con parte del botín que ante sus ojos se estaban repartiendo los europeos.

– El caso de China

China fue el polvorín definitivo de auqella invasión de Asia. Curiosamente, la extensa y prolífica China no se encontraba ocupada por nadie, aunque había pequeños enclaves comerciales europeos situados dentro de sus fronteras. Aquel intenso comercio que se desarrolló entre europeos (principalmente británicos) y chinos derivó en la guerra del opio.

Mientras los británicos compraban té y seda a los chinos, éstos se quedaban con el opio que los ingleses les traían desde la India. Sin embargo, ante la decadencia del país, el gobierno chino decretó, en el año 1839, como ilegal la venta de opio dentro de sus fronteras. El conflicto no tardaría en estallar cuando los británicos vieron peligrar su comercio. Evidentemente, la victoria caería del lado del más poderoso: Gran Bretaña, mediante el Tratado de Nanquín (1.842) se hizo con Hong Kong y con doce puertos comerciales más.

La potencia china quedó en entredicho desde aquel momento, debilidad que contribuyó a que los otros países se fijaran en el enorme potencial que podía ofrecer un país como aquel, tan rico como débil.

Francia entró en China por el sudoeste. Inglaterra por el sur. Rusia desde el norte. Japón lo hizo desde el nordeste, por Manchuria, e incluso Alemania entró en la península de Shandong. China quedó expoliada, lo que alimentó las tensiones sociales y el tradicional nacionalismo de aquel país. El siglo acabaría con el levantamiento de los Cien Días (1.898) y la revuelta de los boxers (1.900) en la que las delegaciones de los imperios quedaron asediadas en Pekín.

Ambas fracasaron, no obstante. Aún así, sembraron la semilla necesaria para que años después, en el año 1911, se proclamara la República en China.

Fue el primero de los sucesivos pasos atrás que hubieron de dar los europeos al o largo de todo el siglo XX.

ARTÍCULOS COMPLEMENTARIOS

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: ,

Imprimir Imprimir




4 comentarios

Comments RSS

  1. M.robles (jefesito) dice:

    Gracias me fue de ayuda, para poseer cierta noción sobre el tema

  2. el crack dice:

    gracias esta muy chevere es mi tarea

  3. Villegas Fernando dice:

    Muchas gracias, información muy digerible y de mucha ayuda.
    ¡Enhorabuena!

  4. sarha dice:

    grasiass m ayudo muxo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top