El Baile de San Vito en la Edad Media

Danza medieval

Hoy hablaremos de una enfermedad bastante rara que asoló la población durante los siglos XV al XVII mandando a muchísima gente a la hoguera. Se trata de la coreomanía, danzamanía o como muchos llegaron a conocerla, “El baile de San Vito”.

En la Edad Media comenzaron a darse casos en los que cada vez más gente presentaba un cuadro bastante extraño de comportamiento. Bailaban frenéticamente, como si escucharan una música imaginaria. Saltaban, gritaban, se reían y se retorcían.

Este comportamiento extraño no podía ser aplacado por nada ni por nadie. Por más que se intentaba apaciguar a las víctimas de este extraño síndrome, éstas seguían convulsionando de manera frenética, como si estuvieran poseídos por un diabólico espíritu del más allá.

Tras unas cuantas horas de gran ajetreo corporal, los individuos caían al suelo, completamente exhaustos. No obstante, en cuanto recobraban las fuerzas, volvían otra vez a su inicial danza infernal.

Lo peor de todo es que este comportamiento se daba en los lugares más insólitos; y es que los “poseídos” presentaban los síntomas en cualquier lugar en el que se encontraran ya fueran iglesias, casas, calles o callejones.

Cuando la danza finalizaba los dolores de estos pobres hombres y mujeres eran insoportables. Sufrían tales opresiones en el pecho que imploraban ayuda, gritando una y otra vez que se morían.

Durante la misma Edad Media la enfermedad se extendió de tal forma que se comenzó a pensar que las personas que la padecían estaban efectivamente poseídas por el demonio. Así pues, los pobres infelices eran quemados en la hoguera.

El sobrenombre de Baile de San Vito se debe a que era éste un santo de lo más popular en aquellos días. Así, la gente se encomendaba a dicho santo para que los curara de su enfermedad y no terminaran en la hoguera.

Lo que entonces se achacaba a un mundo mágico y sin explicación, hoy por hoy se considera Corea de Sydenham, una patología neurológica que afecta al sistema nervioso central. Este se va degenerando con la enfermedad y ocasiona trastornos provocando movimientos corporales bruscos e involuntarios.

Muchos contemporáneos aseguran que este tipo de “ataques” eran el resultado de un trastorno psicogénico masivo, pues lo cierto es que los afectados solían manifestar los síntomas en grupos grandes. Un tipo de histeria colectiva.

En la actualidad es una enfermedad bastante rara que afecta a tan solo un millón de personas en todo el mundo, pero por aquel entonces supuso un gran problema, ante el cual millones de personas perecieron.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: cabovolo

Publicado en: Curiosidades de la Historia, Edad Media Alta

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top