La creación de la Carta Magna de los Derechos Humanos Internacionales

Eleanor-Roosevelt

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los episodios más sanguinarios y violentos de nuestra historia. Se vivieron años de verdaderos asesinatos en masa, de vulneración del derecho a la vida de las personas, vejaciones e infinidad de actos de barbarie contra el ser humano.

Cuando este conflicto tocaba ya fin, muchas ciudades europeas y asiáticas estaban completamente destrozadas. Urbes históricas arrasadas y un pueblo fuertemente mermado con millones de personas muertas, y otras tantas desahuciadas y sin hogar o muertas de hambre.

Ante este desalentador panorama, delegados de unas 50 naciones se reunieron en San Francisco. Su misión estaba marcada por el optimismo y la esperanza, tenían claro que la meta de la Confederación de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional era lograr dar forma a un organismo a nivel internacional que pudiera promover la paz y evitar futuras guerras del calibre de la última.

El Acta Constitutiva de la organización de las Naciones Unidas entraría en vigencia el 24 de octubre de 1945; éste es, a día de hoy, el día señalado para celebrar el Día de las Naciones Unidas.

En el Acta Constitutiva, todos los países afirmaban y firmaban que “Nosotros, la gente de las Naciones Unidas, estamos decididos a proteger a las generaciones venideras del azote de la guerra, la cual dos veces en nuestra vida ha producido un sufrimiento incalculable a la humanidad”.

En 1948 se daría un gran paso frente a la protección de los Derechos Humanos Universales. La nueva Comisión de Derecho Humanos de las Naciones Unidas, bajo la presidencia de Eleanor Roosevelt, comenzó a elaborar un documento que en poco tiempo se convertiría en la Carta Magna internacional para toda la humanidad.

Este documento declarativo adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, recogería 30 artículos en los que hablaría de los Derechos Humanos considerados a partir de ese momento como básicos. Finalmente fue adoptada por las Naciones Unidas el 10 de diciembre de1948 en París.

En el Artículo 1 se leía lo siguiente: “La ignorancia y el desprecio de los derechos humanos han resultado en actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y la llegada de un mundo donde los seres humanos gocen de libertad de expresión y creencia y sean libres del miedo y la miseria se ha proclamado como la más alta aspiración de la gente común… Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Tras esta Carta Magna, los países que formaban parte de las Naciones Unidas se comprometerían a trabajar juntos, codo con codo, para poder promover estos 30 artículos fundamentales.

Lo cierto es que con el tiempo, esta declaración es un documento orientativo, muchos países han ido adoptando tratados internacionales que obligan a los Estados a cumplirlos. Por tanto es una excelente base para poder resolver conflictos internacionales en cuanto a Derechos Humanos se refiere.

Aquí tenéis más información sobre aquella trágica guerra: Segunda Guerra Mundial.

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

  1. Luz Marina dice:

    Buenos Días: Yo quisiera saber por qué Suiza y Suecia no fueron atacados por Hitler y todos los nazis en la segunda guerra mundial. Me dicen que porque Suiza ha sido siempre un país neutral, pero los nazis no fueron una perita en dulce para que Suiza dijera»somo un país neutral» y los hubieran dejado quietos. Algo pactaron los suizos y los suecos con Alemania para que los hubieran dejado quietos. Les agradecería nos pudieran comentar que pasó con estos dos paises en la segunda guerra mundial. Mil gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top