La Guerra del Fútbol o Guerra de las 100 horas

Conflicto guerra del fútbol

Hoy hablaremos de la Guerra del Fútbol o Guerra de las 100 horas. A pesar del nombre, la guerra no fue derivada de un partido de fútbol. Si bien en esta página hemos conocido guerras absolutamente absurdas (sin hablar de que todas en su base lo son) lo cierto es que en este caso, el tema del fútbol tan sólo fue un detonante, curioso eso sí, para una gran confrontación que en tan sólo 100 horas se cobró la vida de aproximadamente 6 mil personas y dejó unos 15.000 heridos.

El momento de la confrontación coincidiría con las eliminatorias para la Copa Mundial de Fútbol de 1970. Por aquel entonces se enfrentarían Honduras y el Salvador. No obstante, ante este enfrentamiento se comenzaron a levantar resquemores y otras problemáticas sociales que nada tenían que ver con este deporte.

Durante mucho tiempo, las tierras de El Salvador estaban dominadas por terratenientes. Personas que habían arrebatado esas tierras a sus dueños legítimos. Esto haría que durante mucho tiempo los campesinos emigraran a las regiones de Honduras buscando un lugar mejor en el que poder sobrevivir.

A partir de 1969, Honduras realizaría una reforma agraria en la que se favorecía a los autóctonos, dejando por tanto desamparados y expropiados a muchos de esos campesinos que habían llegado a Honduras ganándose la tierra dignamente.

Esta actuación no pareció gustar mucho a El Salvador, al parecer, temía que ese movimiento comenzara una serie de regresos masivos y que la tensión social dentro de sus fronteras comenzara aumentar considerablemente. La solución era clara, se hacía necesario orientar la atención de los problemas fuera de las poblaciones en vez de dentro. Por eso El Salvador no dudó en tirar de archivo y sacar otras problemáticas como los conflictos entre ambas naciones por la desigualdad de reparto en el Mercado Común Centroamericano y la demarcación de la línea fronteriza.

Fueron tres partidos bastante tensos. El primero, el 6 de junio, jugado en la capital de Honduras en el que esta selección ganó con un gol; el segundo una semana después, en El Salvador, ganando estos a su rival por 3 goles. Aquí ya comenzaron los altercados, pues no contentos con ganar los hinchas locales decidieron perseguir a los jugadores “enemigos” increpándolos e intentando arremeter constantemente contra ellos hasta que pasaron la frontera.

Tras la frontera, en Honduras, los habitantes se sintieron fuertemente dolidos con lo que comenzaron a saquear los negocios de los salvadoreños establecidos allí. Era evidente que esto no terminaría bien pues la tensión era enorme.

Comenzó así el 27 de junio la final en la que los dos equipos se jugaban pasar la fase. Los jugadores se desenvolvieron en el campo sin saber que pasaba en sus respectivos países.

Ese mismo día, El Salvador llamaría a la constitución de un bloque de Unidad Nacional formando milicias para atacar a Honduras. El 14 de julio el representante de Honduras en la Organización de Estados Americanos informaría que El Salvador había comenzado un ataque masivo, era oficial, la guerra había comenzado entre estas dos naciones.

A pesar de que la OEA ordenó el 18 de julio el cese del fuego, y que ambas naciones lo acatarían. Lo cierto es que durante los once años siguientes se encontrarían en un estado de guerra latente. Finalmente, en 1980 se restablecieron las relaciones resolviendo el conflicto limítrofe en 1992 ante la Corte Internacional de la Haya.

Otras guerras de la historia:

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top