La batalla de Midway

Batalla Midway

Durante la Segunda Guerra Mundial los japoneses eran conscientes de que una superpotencia como Estados Unidos tenía bastante más ventaja en cuanto a industria de guerra sobre ellos. Las guerras de desgaste no funcionarían, la única opción era usar el factor sorpresa y adelantarse como fuera a los movimientos americanos.

Podemos decir que con la Batalla de Midway EEUU lograría invertir la marcha de la guerra y saldría victoriosa ante una flota japonesa que durante mucho tiempo se había presentado como casi invencible.

Como ya había pasado antes con Pearl Harbor, los japoneses tenían la intención de coger por sorpresa a los americanos en la isla de Midway, situada a unos 1600 kilómetros de Honolulu. Para ello, enviaron una fuerza de distracción hacia las islas Aleutianas que avisara de una inminente invasión a las islas de Attu y Kiska.

Los planes de Japón pasaban por extender su zona de seguridad en el Pacífico, no obstante, los japoneses no eran conscientes de que los estadounidenses habían conseguido descifrar el código japonés y que por tanto tenían conocimiento de todos los movimientos de la flota japonesa y este nuevo ataque no les cogió por sorpresa.

El 4 de junio de 1942 las dos grandes formaciones chocarían tras los primeros bombardeos japoneses a las islas. Estos combates durarían hasta el 7 de junio, momento en el que esta batalla terminaría con la clara derrota de Japón.

Los japoneses perdieron tres de sus cuatro portaviones, salvándose tan sólo el Siryu, así como un crucero. Además perderían también más de 200 aviones y un número total de 3.057 bajas.

En el lado estadounidense las bajas fueron menores, aun así perdieron uno de sus portaviones, Yorktown, así como un destructor. Fueron 98 los aviones derribados y sus bajas no fueron superiores a 300 hombres.

Esta batalla demostró que los portaviones tenían mayor importancia que los acorazados. Además marcaría un antes y un después en la guerra en el Pacífico. Las estrategias deberían cambiar a partir de entonces. Los japoneses perderían poco a poco a partir de ese momento la posesión lograda en el Pacífico pues no podrían defenderla, era la primera gran derrota de Japón.

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top