Uruk, una de las cunas de la civilización

Uruk

Ubicada en la ribera este del río Éufrates, en la antigua Mesopotamia, se erigía sobre una zona llena de pantanos la ciudad de Uruk.

Conoció su momento de máximo esplendor en torno al III milenio a. d.C., llegando a ser incluso la ciudad que estaba considerada como la de mayor tamaño en aquella época. En este sentido, y siguiendo las crónicas sumerias, fue este el hogar del mítico Gilgamesh, héroe del poema homónimo y de quien la tradición asegura que fue él quien levantó el templo de Fanna y las impresionantes murallas que rodeaban a la ciudad. Además de esto, se cree que fue Uruk la cuna de avances tan importantes para la humanidad como pudieran ser el sello cilíndrico (rodillo grabado con diversos diseños que, al ser arrastrado por una superficie de material fresco, imprime dichas imágenes), el cálculo y la contabilidad.

Por lo que respecta a los vestigios más antiguos que se conservan hoy en día de aquel antiguo esplendor, cabe resaltar que estos son los llamados niveles XVIII-XVI de la ciudad, que han sido datados con el carbono 14 entre los años 5300 a.d.C. y 4574 a.d.C y que reciben el nombre de período de El Obeid.

No será hasta el nivel X, correspondiente con el 3.800 a.d.C., cuando se detecte un cambio de período claro y al que se le conocerá como período de Uruk. En él, y como características más relevantes, se podrían resaltar la aparición de una cerámica de paredes finas, el mencionado sello cilíndrico y una arquitectura monumental; a estos grandes edificios se les conoce como “templos”, aunque aún no ha sido posible asegurar tal función, pudiendo haber sido más bien palacios.

El siglo III a.d.C. será el que presenciará la construcción de su enorme muralla y un aumento de población más que considerable que, muy probablemente, trajo consigo una especie de “caos” social. Tras el traslado del centro de poder político de Uruk a Ur y la consecuente pérdida de hegemonía, Uruk continuó siendo sin embargo un punto religioso importante.

Publicado en: Edad Antigua

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top