Chilam Balam, documentos de la cultura maya

Chilam-Balam

Se conoce bajo el nombre de “Chilam Balam” a una serie de documentos que recopilan y relatan la historia de la civilización maya. Fueron escritos en la Península del Yucatán por personas anónimas en lengua maya a lo largo de los siglos XVII y XVIII; cada uno de ellos toma el nombre de la población en la que fueron compuestos.

Del mismo modo, todos ellos se erigen como una fuente indispensable para poder conocer y profundizar en diversos temas claves para comprender la sociedad maya, como pudieran ser por ejemplo la religión, el folclore, la historia, la medicina o su célebre astronomía.

Los expertos e investigadores creen que, en origen, el número de libros pudo ser mucho mayor de los que conocemos, ya que tan sólo unos pocos han conseguido llegar hasta nosotros. En este sentido, una de las razones que cabe citar para comprender la desaparición de muchos de ellos, es el hecho de que al comienzo de la época colonial, un buen número de escritos (así como de diversos restos de mitología maya) fueron encontrados y destruidos por los misioneros desplegados en la zona, quienes los consideraban como formas del culto pagano y, por tanto, malas para el proceso de catequización del pueblo maya.

No obstante, es preciso resaltar que estos fueron compuestos tras la conquista española, por lo que en sus líneas se nota ya la influencia de esta cultura. EN conjunto, el propósito del “Chilam Balam” es el de relatar los acontecimientos considerados como históricamente relevantes en conformidad con los “katunes” (períodos de tiempo que abarcan 20 años) del calendario maya.

A este respecto, los escritos nos dejan hacernos una idea de cómo eran las tradiciones religiosas que se llevaban a cabo en el poblado y, del mismo modo, cuentan la historia del mismo. Son muchos los investigadores que creen que algunas de estas recopilaciones contienen información que habría podido ser transmitida de forma oral de los textos que conformaban el desaparecido Auto de fe de Diego de Landa.

Foto Vía: World Mysteries

Publicado en: Edad Moderna

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top