Pericles, el gran líder de Atenas

Pericles

Pericles fue el líder más poderoso de Atenas cuando las ciudades estado griegas, las polis, se encotraban en el apogeo de su poder, allá por el siglo V a.C. Pericles nació en Atenas poco antes de la célebre Batalla de Marathón. Su madre era Agarosa, la sobrina de Cleisthenes, fundador de la democracia en Atenas. Cleisthenes fue miembro de la Alcmeonidae, una antigua y poderosa familia aristócrata ateniense. El padre de Pericles era Xanthippus, uno de los generales que estuvo al mando de Atenas cuando los persas fueron derrotados en la batalla naval de Mycale.

Pericles recibió la enseñanza habitual de un joven ateniense de una familia acomodada. Además de las asignaturas básicas, estudió música, poesía y retórica. El profesor que ejerció mayor influencia sobre él fue el filósofo Anaxágoras. Fue con Anaxágoras cuando Pericles se enteró que los acontecimientos del mundo sucedían por causas naturales, y que las reflexiones eran un punto muy importante para la toma de decisiones.

Inicialmente, Pericles dejó de lado la carrera política y se concentró en el ejército. Antes de cumplir 30 años, se convirtió en protegido de Ephialtes. Pericles lo apoyó en su ataque contra el Consejo del Areópago. Tras el asesinato de Ephialtes, Pericles asumió el liderazgo de la facción populista. Su mayor oponente era el líder de la facción aristocrática, Cimón, hijo de Miltíades.

Cimon era un defensor de las relaciones de amistad con Esparta. Cuando estas relaciones se convirtieron en motivo de tensión, Pericles y los populistas obligaron a exiliarse a Cimón. Pronto estalló la guerra contra Esparta, y Pericles obtuvo grandes éxitos en la batalla. Pero el conflicto, conocido como la Primera Guerra del Peloponeso, se quedó estancado en un punto muerto. Cimón volvió de su exilio, y durante algunos años, compartió el poder con Pericles. Pero, mientras conducía una expedición militar contra Persia, Cimón muere y Pericles vuelve a asumir el mando y la posición preeminente en Atenas.

Pericles pronto consiguió la paz con Persia. Fue el momento del gran apogeo de Atenas, convirtiéndose en una ciudad imperial. La tesorería se trasladó hasta Atenas y se usó para reconstruir la Acrópolis y el Ágora. El partido de los aristócratas se opusieron a todo esto, pero las cosas volvieron a su cauce cuando su líder, Tucídides, fue enviado al exilio.

Pericles era el jefe supremo. Su autoridad era tan grande que llegó a conocerse como el Olímpico Pericles. Durante una década fue prácticamente indiscutible. Fue elegido general catorce veces consecutivas, y siguió siendo la figura política más importante de Atenas hasta su muerte.

Pero, aunque fue un hombre de vida común en su vida militar y política, apenas se conoce nada de su vida privada. Fue conservador hasta el extremo, pero la gente lo amaba. Fue un gran orador, de un tremendo encanto. Incluso sus más ardientes opositores respetaban su habilidad retórica.

Tuvo dos esposas. La primera de ellas era pariente suyo. La segunda fue Aspasia, de la que Pericles cayó profundamente enamorado. Ella era de Mileto, en donde a las mujeres participaban mucho más en la sociedad que las mujeres de Atenas. Cuando Aspasia trató de crear una escuela para mujeres, escandalizó a la comunidad, y dio razones a los opositores de Pericles para atacarlo. También hubo otros escándalos políticos que perjudicaron a Pericles. Al mismo tiempo, se distanció de su hermano mayor por cuestiones de dinero.

La caída de Pericles se inició cuando fue acusado de crear la Guerra del Peloponeso para desviar la atención de estos escándalos. La gente estaba enojada con él sobre todo por negarse a dirigir el ejército para la batalla. Fue censurado por ello, pero él afirmaba que su verdadero ejército estaba dentro de los muros de Atenas. Fue la flota ateniense la que llevó a cabo la guerra, y el éxito alivió la crisis de su política.

La gran peste que asoló Atenas poco después del comienzo de la guerra también golpeó a la familia de Pericles. En primer lugar murió su hijo mayor, y a continuación falleció su segunudo hijo, Paralus. Emocionalmente, esto fue demasiado para Pericles, quien lloró desconsoladamente en el funeral de Paralus. Pericles murió poco después. Sólo quedó el hijo que tuvo con Aspasia, al que también llamó Pericles. Éste fue uno un general ateniense, llevado a juicio por no ir a rescatar a los supervivientes de una batalla naval producida en el 406 a.C

Publicado en: Edad Antigua, Historia de Grecia, Personajes históricos

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

Comments RSS

  1. kambaso dice:

    gua gracias me salvaste la vida

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top