¿Quién fue Justiniano el Grande?

Justiniano el Grande

Justiniano I, emperador romano de Oriente y máxima figura del imperio bizantino, conocido como “El grande” o “el último emperador romano”, fue quien luchó por reformar el imperio romano arrebatando a los bárbaros los territorios de su gobierno que habían ocupado en Occidente.

¿Quién fue Justiniano I?

Nacido en la aldea iliria de Tauresium el 11 de mayo del año 483, Flavius Petrus Sabbatius Justinianus procedía de una familia tracia muy humilde a la que encabezaba su tío Justino el cual había ascendido en el ejército hasta ser nombrado emperador allá por el año 518. Justino I no tuvo descendencia y designó como sucesor a Justiniano, asociándole al trono imperial en el 527.

Su personalidad estridente lo llevo a dejarse manipular por sus propios sentimientos, cosa que se observó claramente cuando se enamoró de una ex actriz llamada Teodora y su amor por ella lo hizo promulgar una ley que permitía los matrimonios de distintas clases sociales.

Tan importante o más que sus acciones de conquista fue el impulso que dio a la codificación del Derecho romano, controlando personalmente una comisión de expertos que lo recopiló, simplificó, armonizó y unificó en un Corpus Iuris Civilis (529). Estaba compuesto por un código de leyes imperiales vigentes (el Código Justiniano), una recopilación de dictámenes jurídicos (el Pandectas o Digesto) y un manual para la enseñanza del Derecho (Instituciones). Las leyes promulgadas por el propio Justiniano después de la promulgación del Corpus Iuris Civilis (534) fueron recopiladas y añadidas a aquél en las Novelas.

Bajo su gobierno, el Imperio bizantino alcanzó su apogeo. La historia de sus luchas por reconquistar territorios romanos se realizó bajo la consigna llamada “Nueva Roma”. A partir de ahí Justiniano convocó a los generales Belisario y Narsés y otros distinguidos personajes con quienes planificó la reconquista; un ejército comandado por el general Belisario logró conquistar: Italia, África, Hispania, Persia y el Danubio mientras que otro comandado por el general Narsés, logró neutralizar al rey godo Totila, consiguiendo así el dominio en Italia.

Sin embargo, Justiniano fue un emperador impopular. Sus campañas exteriores y sus grandes construcciones arquitectónicas incrementaron los gastos del Estado, haciendo aumentar la presión fiscal. En el 532 estalló contra él una insurrección popular (la Revuelta de Nika).

Flavius Petrus Sabbatius Justinianus o Justiniano I falleció el 14 de noviembre de 565.

Episodios históricos complementarios:

Publicado en: Edad Media Alta, Historia de Roma, Personajes históricos

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top