Breves apuntes sobre el Renacimiento Italiano

Capilla-Sixtina

El Renacimiento está considerado como uno de los períodos más importantes y creativos de la Historia. Resaltando con especial énfasis aquel que tuvo lugar en Italia, se dice de él que fue una época repleta de logros y cambios, tanto sociales como culturales, que comenzó en la Península Italiana a finales del siglo XIV y se extendió hasta comienzos del siglo XVII, siendo catalogado como el período de transición entre lo que fue la Europa Medieval y lo que posteriormente sería la Europa Moderna.

Sus orígenes cabe rastrearlos en la literatura producida durante ese siglo XIV, aunque en el ámbito social también se empiezan a atisbar algunas de las características que definirían al movimiento, como el mecenazgo, el gusto por la intelectualidad y el amor y curiosidad por la Cultura Clásica.

En este sentido, la misma palabra “Renacimiento” ya es en sí misma una declaración de intenciones pues deja claro el deseo y el interés renovado hacia la época clásica en contraposición a lo que ellos denominaban como la “edad oscura”, haciendo referencia al período medieval anterior. Sin embargo, cabe decir que todo esto estuvo centrado básicamente en las clases pudientes, cambiando poco la vida de la mayoría de la población con respecto a cómo venían viviendo desde la Edad Media.

Como ciudades que estuvieron a la cabeza podríamos citar las de Siena y Florencia, ubicadas en la Toscana. Posteriormente, Roma también se convirtió en un centro importante (algo que se constata en la arquitectura de algunos de sus edificios y en su urbanismo cuando la ciudad fue totalmente reconstruida por el Papado).

Las ideas renacentistas no tardarían en expanderse por toda Europa, dando lugar a lo que se conoce como Renacimiento inglés o al Renacimiento Nórdico, con centros tan importantes como el de Amberes.

A pesar de todos los logros culturales que se consiguieron durante este período, con nombres tan fundamentales como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Maquiavelo o Petrarca, lo cierto es que en la actualidad los historiadores ven en estos siglos una época de importante regresión económica y de escaso progreso científico.

Publicado en: Edad Moderna

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top