El Desembarco de Normandía, el Día D

Desembarco de Normandia

No sé si en alguna ocasión habéis utilizado la expresión: «Hoy es el día D» para aludir a un momento determinado de máxima importancia. Si es así, ¿sabéis de dónde viene esta expresión?. No es una pregunta muy difícil que digamos, sobre todo si hemos oído hablar del célebre Desembarco de Normandía.

Aquella operación militar se llamó así, el Día D. Comenzó el 6 de junio de 1944, y para los aliados llevaba el nombre en clave de Operación Overlord. La estrategia consistía en lanzar a más de 24.000 hombres en paracaídas tras las líneas enemigas durante la medianoche, sumado a un desembarco en las playas de Normandía a partir de las 06.00 de la mañana.

Para ello antes se produjeron una serie de ataques esporádicos sobre las fuerzas alemanas desplegadas en las costas de Normandía, con el fin de distraer su atención. Una vez realizados estos ataques había que pasar ya a la fase de la Operación Neptuno, el del Desembarco en sí.

Al mando de esta magna operación se encontraba el General Dwight D. Eisenhower. Las tropas aliadas que iban a participar en el desembarco formaban parte de los ejércitos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Polonia, Canadá, Noruega y Australia. Más de 175.000 hombres movilizados en lo que hasta ahora era el desembarco anfibio más grande de la historia.

Imaginaros lo que tuvo que ser movilizar en la zona a más de cinco mil buques de guerra, con 195.000 personas a bordo. Además, el aterrizaje de los paracaidistas debía hacerse en un tramo no mayor de 75 kilómetros de costa. Todo debía salir a la perfección para no levantar las más mínimas sospechas. Una empresa nada sencilla…

Todo comenzó aquella mañana del 6 de junio de 1944, no dándose por concluida la operación hasta el 30 de junio de 1944. El Desembarco de Normandía contribuyó a la liberación de Francia, el 19 de agosto de 1944, cuando las tropas aliadas cruzaron el Sena, y el progresivo declive de las fuerzas alemanas.

Sin embargo, y lo más curioso de todo, fue el hecho de que en aquella operación cayeron más soldados aliados que alemanes, diez mil por un lado y nueve mil por otro. Sin embargo significó la unión de las fuerzas para derrotar al terror nazi. El elemento sorpresa que supuso este desembarco fue lo que condujo al éxito.

Lo que está claro es que, desde entonces, al Día D se le llama a toda aquella gran empresa que se afronte, en recuerdo de aquellos que dieron sus vidas en el célebre Desembarco de Normandía, que cambió el devenir de la Segunda Guerra Mundial.

Foto Vía Dtlux

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

  1. Walter dice:

    Vale la pena ver
    Ike: Countdown to D-Day
    http://www.imdb.com/title/tt0401504/

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top