La Batalla del Álamo en Texas

Batalla del Alamo

Una de las películas que más me llamó la atención de pequeño fue la que narraba la historia de El Álamo, protagonizada por John Wayne y Richard Widmarck. Aquella historia es una de las más conmovedoras de la historia de México. Aunque los texanos no ganaron precisamente la Batalla del Álamo les encendió su espíritu para continuar la lucha con más brega para ganar definitivamente la guerra.

La Batalla del Álamo tuvo lugar entre el 23 de febrero y el 6 de marzo de 1836 y se convirtió en el episodio central de la Revolución de Texas. Después de esta batalla de trece días, las tropas mexicanas del Presidente General Antonio López de Santa Anna comenzaron un ataque contra San Antonio de Bexar, la actual San Antonio en Texas.

La Batalla del Álamo enfrentó al ejército de México contra un grupo de rebeldes texanos, en su mayoría colonos estadounidenses. Más de cuatro mil hombres de Santa Ana se plantaron frente al Fuerte del Álamo, el último bastión de los rebeldes, que apenas llegaban a 187. El Álamo no era ni mucho menos una fortaleza preparada para resistir un asedio.

Se cree que todos los rebeldes del Álamo murieron en el asedio, pero Santa Anna llegó a perder hasta unos 900 hombres durante los días que duró la contienda. Sin embargo el peor resultado para Santa Ana fue precisamente el aguante que los rebeldes texanos tuvieron en el Álamo, que fomentó el espíritu de lucha de los texanos. Pocos días después, el 14 de marzo de 1836, Texas se independizó de México y un mes más tarde, Santa Ana sería apresado.

Tras la batalla del Álamo, el 21 de abril las tropas mexicanas estaban acampadas cerca del río San Jacinto. Confiado Santa Ana de su superioridad no dispuso de hombres de vigilancia, por lo que se vieron sorprendidos por los hombres de Sam Houston, rebelde texano que tras el Álamo había conseguido reclutar hasta 800 texanos para luchar contra el ejército mexicano.

Aquella Batalla de San Jacinto supuso la captura del general Santa Anna, quien se vió forzado a firmar el Tratado de Velasco, que suponía la retirada de las tropas mexicanas y la independencia de Texas.

Todos pusieron en aquel momento la vista en el Fuerte del Álamo, que se convirtió en el verdadero bastión en el que se apoyó el espíritu de lucha de los texanos. Desde entonces el Álamo forma parte de los grandes mitos y episodios de la historia de México.

Foto Vía Historia Bélica

Publicado en: Edad Contemporanea, Historia de América

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




21 comentarios

  1. Alex dice:

    Y tu reseña está muy engringada e inclinada a lo irreal.
    1.- La batalla de El Álamo NO, repito; NO tuvo prácticamente NADA qué ver en la victoria de los rebeldes, ni militar ni anímicamente.
    2.- Los soldados perdidos por el ejército mexicano desnudándonos de todo prejuiciado criterio mexicano o texano, no asendieron a 900 como falsamente afirmas desprovisto de fundamento, fueron entre 400 o 600, cifra comprensible si piensas un poquito en sentido militar: siempre el que ataca una posición está mas expuesto a sufrir muchas bajas en el avance, pues entran muchos factores determinantes.

  2. Alex dice:

    Hermano, dices bien «quitar», por que quitar significa arrebatar algo a lo que no tienes derecho de tomar por vías justas. Además, esa explicación de la batalla está muy tergiversada así como las dos películas que se han hecho: están llenas de mitos destinados a ocultar los verdaderos motivos de la rebelión de los inmigrantes estadounidenses como LA ESCLAVITUD Y NO LA LIBERTAD, pues lo que mas les dolía de la constitución mexicana (muy pobre, lo reconozco) era la completa abolición de la esclavitud, algo de lo que sus haciendas dependían. Y muchos otros mitos solo aumentan el odio racista hacia los mexicanos (remember the Alamo)

  3. davit dice:

    javier estas equivocado, por que no tienen derecho de tener texas? asi como tu le quitas el pais a los indios otro tambien puede quitarte tu otro estado.. eso es guerra y todo se vale
    todo el mundo se pelea por territorio.. eso no fue robar.. fue ganar

  4. Eduardo Canto dice:

    Si aún conservas la impresión de la película de Wayne entonces has hecho caso de muchas tergiversaciones y exageraciones. La misión se adaptó a fortaleza desde hacía varios años. la iglesia era solamente una parte de un complejo que aprovechaba los solidos muros, incluyó terraplenes y empalizadas defensivas, además de diversas baterías de artillería, con un cañón de 8 kilos en la esquina suroeste. De los 4 mil hombres de Santa Anna sólo participaron en el asalto los 1200 que estaban en San Antonio Béjar. Otros iban en camino o estaban cumpliendo misiones en otras poblaciones. Los defensrores eran 280 y las bajas mexicanas (incluyendo heridos) entre 400 y 600.

    Si quieres una idea mucho más precisa de cómo era el Álamo puedes ver la película que se filmó en 2005 o 2006. Por otra parte, la marcha del ejército mexicano durante el invierno, atravesando el desierto y la sierra fue por sí misma una proeza militar. Puedes escribirme para conversar sobre el tema. El cine hecho por gringos nos trata tan mal a los mexicanos como a todos los hispanos. ¿Por qué no lees, por ejemplo, los motivos que llevaron a Pérez Reverte a escribir la serie del Capitán Alatriste?

  5. Javier dice:

    Lo que no se dice es que detrás de la independecia de Texas estaban los Estados Unidos que tenían demasiados intereses en esa zona. Los yanquees les prometieron el oro y el moro a los tejanos y les alentaron a separarse de México. Incluso les asesoraron, les suministraron armas y les apoyaron militarmente.
    En realidad Texas no fue más que un titere, una marioneta de los USA para robarles a México el territorio tejano, lo mismo que hicieron con California y demás.
    Y al poco tiempo se demostró, cuando la Texas independiente fue absorbida políticamente por la Unión.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top