El Cruce de los Andes, la hazaña de San Martín

Batalla de Chacabuco

La Revolución de Mayo de 1810, en Argentina, fue el punto desencadenante de una serie de resistencias contra la Corona Española que poseía como centro de poder a Perú. Por lo tanto, era claro, para los líderes de la rebelión que para lograr la total Independencia se debía llegar hasta estas lejanas tierras.

De esta manera fue que el general José de San Martín, imposibilitado de cruzar el territorio del Alto Perú, (hoy Bolivia), concibió la necesidad de conformar un segundo ejército patriota que, atravesando los Andes hacia el oeste, lograra afianzar el dominio sobre Chile y desde allí lanzar un ataque decisivo al Perú.

Para llevar a cabo esta misión, San Martín fue nombrado intendente de Cuyo. El 7 de Septiembre de 1814 se trasladó rápidamente a la capital de esta región, Mendoza, e inició los preparativos para formar un pequeño y disciplinado ejército dispuesto a derrotar al enemigo.

Mientras se llevaba a cabo esta tarea, las fuerzas patriotas chilenas fueron derrotadas por los realistas en la «Batalla Racangua» y los supervivientes, comandados por Bernardo O’Higgins, huyeron a Mendoza donde San Martín los recibió y los incorporó en su naciente ejército.

Ahora Chile se encontraba en manos españolas y el temor de que el ejército realista, liderado por Casimiro Marcó del Pont, cruzara la cordillera e invadiera la capital cuyana, comenzaba a acrecentarse. Sin embargo, semejante idea era totalmente contradictoria al pensamiento de Casimiro, quien consideraba el cruce por parte de un ejército a través de las altas cordilleras como algo imposible.

Por su parte, San Martín no perdió tiempo y rápidamente se puso en marcha hacia la ciudad de Mendoza, la cual se transformó en un gran cuartel y fábrica militar, en donde todos los pobladores cuyanos participaron en la elaboración de pólvora y municiones, aprendiendo a fundir cañones, tejer tela y coser ropa. Una vez listos, el general argentino decidió poner en práctica su primera estrategia. Mediante espías y conferencias con indígenas difundió el rumor de que cruzaría los Andes por un paso más al sur. Esto provocó que las fuerzas españolas se dividieran, perdiendo poder de resistencia.

Su plan resultó ser un éxito y el 19 de enero de 1817 el “El Ejército de los Andes”, formado en El Plumerillo (a siete Km. de Mendoza), abandonó el campamento e inició el cruce de los Andes por los pasos de Los Patos y Uspallata. Estas vías abruptas aseguraron el factor sorpresa. El ejército, conformado por 4.000 hombres y 1.200 milicianos de tropa de auxilio para conducción de víveres y municiones, se dividió en seis columnas: dos principales, supervisadas por San Martín pero lideradas por O’Higgins y el general Las Heras y cuatro secundarias, cuyo objetivo era distraer a las fuerzas enemigas.

Y después de atravesar alrededor de 500 Km de cordillera y pre-cordillera, las columnas principales se reunieron en el valle del Aconcagua para dirigirse directamente a Santiago de Chile a fin de romper el centro de las líneas defensivas del ejército realista. De esta manera, el 12 de Febrero de 1817, tras atravesar por tierras áridas, y a mas de 3.500 Km metros de altura, tuvo lugar la “Batalla de Chacabuco”, a 55 Km. al norte de la capital chilena, donde “El Ejército de los Andes” derrota al ejército español y declara la Independencia Chilena.

Publicado en: Historia de América

Imprimir Imprimir




7 comentarios

  1. camila dice:

    que buena historia

  2. rocio rojas dice:

    esta re bueno esta información me re servio para mi tarea

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top