La Guerra entre España y Estados Unidos

Teddy Roosevelt y sus tropas en San Juan, Puerto Rico

La breve guerra que tuvo lugar entre Estados Unidos y España en 1898 fue el primer paso de la nación americana en transformarse en una potencia mundial, y, quizás, el primero de España en perder dicho status.

La victoria estadounidense trajo aparejada la posesión de las Filipinas, Puerto Rico y Guam, así como el comienzo de una política intervensionista en la región pacífica, que eventualmente llevaría al conflicto con Japón. Como resultado inmediato de la guerra, Estados Unidos se vio involucrado en una impensada lucha contra fuerzas insurgentes filipinas, de característica muy similares a la que tendría 60 años después en otra práctica de policía mundial, su gran Waterloo, la Guerra de Vietnam.

Guerra entre España y Estados Unidos: Cuba

Cuba, una colonia española, había comenzado un proceso independentista en 1895. La respuesta de España, gobernada por Alfonso XIII, fue brutal, y llevó la simpatía estadounidense a favor de los rebeldes cubanos (como ocurriría posteriormente con la Revolución Cubana contra Fulgencio Batista). En enero de 1898, el barco de guerra estadounidense Maine arribó a la Habana con una misión doble: proteger los intereses estadounidenses y presentar a los españoles una exhibición de poderío militar. El trasfondo, realmente, era generar un conflicto con las fuerzas españolas, tras la negativa de la Corona a la insistente propuesta del país americano por comprar las islas de Cuba y Puerto Rico.

Testimonio fotográfico del hundimiento del Maine

A las 9:40 de la noche del 15 de febrero, una explosión arrancó el casco delantero del buque, enviándolo al fondo del mar y acabando con la vida de 266 de los 345 miembros de la tripulación (los restantes se encontraban de licencia disfrutando de una fiesta celebrada en su honor por las autoridades españolas). Las investigaciones comenzaron inmediatamente. Un Comité Naval de los Estados Unidos atribuyó la tragedia a una explosión externa, una conclusión interpretada por muchos como una mina emplazada frente al buque. El dedo acusador apuntó a una traición española. Por su parte, la investigación de España (que rechazó una investigación conjunta), precisó que se trataba de una explosión interna.

Medios anti-españoles, particularmente los sensacionalistas periódicos Hearst y Pulitzer, enardecieron la opinión pública estadounidense, llevándola a una fiebre de guerra. El Congreso reclamó acciones inmediatas. El Presidente William McKinley cedió a regañadientes ante la presión y pidió al Congreso la declaración de la guerra el 21 de abril, la cual fue aprobada el 25 de abril de 1898.

Anuncio de la destrucción de parte de la flota española

La guerra duró sólo tres meses y ocasionó unas 400 bajas, entre muertos y heridos, a los Estados Unidos, que a cambio obtuvo las Filipinas, Puerto Rico y Guam (un precio bastante módico si lo pensamos), y se posicionó como una de las naciones dominantes del mundo. Cuba, con unas 100 bajas, obtuvo la tan ansiada independencia. Para España, en tanto, que registró cerca de 600 bajas, se trató de una derrota humillante. Sus flotas del Atlántico y del Pacífico fueron enviadas al fondo del océano, a la par que su prestigio militar y su condición de potencia mundial.

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea, Historia de España

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




57 comentarios

  1. Marco Aurelio dice:

    Que artículo tan superficial e impreciso. Las cifras de bajas fueron muy superiores en todos los bandos. En cuanto al análisis resulta infantil. Los EEUU en 1898 acababan de adquirir una moderna flota de guerra y decidieron rentabilizarla atacando donde España en decadencia no podía ejercer casi ningún tipo de defensa. Lo cierto es que los EEUU se convirtieron de la noche a la mañana en una potencia colonial expansionista. Pero no hay rosa sin espinas y su nueva colonia asiática les llegó a costar muy cara en en las carnes de sus tropas de ocupación.

  2. Octavio dice:

    Gracias a ( inmaculada Garcia )
    Comentarios atrás menciona su tristeza y pide disculpas por su Nación que es España. (que conquisto cuba)
    Chicas como ella son las que ponen el nombre en alto de su país.
    Espero mejore la situación que en este momento permanece en España y se solucione porque es mucho lo que este país tan hermoso esta sufriendo. 2-junio-2016
    Saludos a todos y que viva mis 2 países de origen. . . VIVA MÉXICO , VIVA CUBA….. VIVA EL MUNDO

  3. Sergio bassedas dice:

    Hola, soy mexicano de origen iberico y pienso que desde que Estados Unidos y sus masones ambiciosos y asesinos se les ocurrio hacerla de policia mundial, el mundo se volvio mas violento y deshumanizado con su maldito nuevo orden mundial, y por lo que veo es el mismo metodo utilizado en todas sus guerras, primero les atacan segun esto y lobusan como pretexto para conseguir sus objetivos, siempre es lo mismo, pearl harbor, en mexico, el 11 de septiembre, vietnam, etc., el dia que desaparezca ese sistema criminal este mundo cambiara.

  4. Eduardo Tello Ortega dice:

    Para mí son lamentables las consecuencias de la guerra de España y Estados Unidos: se segregó a un enorme país, como Filipinas, de la comunidad hispano- parlante; se impidió y se ha impedido hasta ahora el libre existir de Puerto Rico, se afianzó la presencia estadounidense en el Pacífico lo cual a la larga tuvo trágicas secuelas, entre otras cosas.
    No tengo nada contra Estados Unidos, ganó la guerra fácilmente ante una España que desde ya hacía mucho tiempo venía a menos, sin embargo, pienso que su voracidad por territorio devino en un enfermizo poder que el mundo aún sufre.

  5. inmaculada garcia dice:

    Soy espanola y despues de haber leido vuestros comentarios me gustaria expresaros mi repulsa y rechazo ante estos acontecimientos perpetrados por las tropas espanolas en vuestras tierras siglos atras. Me entristece saber que la raza humana siga sin aprender de sus propios errores y hoy dia en otras partes del planeta como en Palestina miles de personas sean expulsadas de sus tierras y asesinadas a manos invasoras y colonialistas. Afortunadamente somos muchas las personas en el mundo que nunca toleraremos este tipo de injusticias y tenemos la esparanza de que el ser humano un dia aprenda de sus propios errores .Creedme que somos muchos los espanoles sentimos una profunda admiracion y respeto por vuestra grandiosa cultura y personalmente os pido perdon en nombre de ellos y mio propio por aquellas atrocidades que nunca debieron haber ocurrido.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top