El reino vikingo de Mann

Mann

Se conoce como reino vikingo de Mann al enclave de carácter hiberno-nórdico que se estableció en la Isla de Mann justo antes de que esta fuese conquistada por Godred Crovan en el último cuarto del siglo XI. Estuvo básicamente unido a las Islas Hébridas y la historia que lo conformó está principalmente recogida en las Crónicas de Mann, un relato medieval compuesto en latín y que recoge la historia de los primeros tiempos de la Isla.

En este sentido, la primera prueba de las invasiones vikingas en la zona data del período que va desde el año 800 hasta el 990, momento en el que se produjo una gran inmigración procedente de los países escandinavos; estos fueron creando enclaves de tipo permanente y que, más o menos, se situaban bajo la influencia del reino de Dublín. Posteriormente, entre el 990 y el 1079 la Isla de Mann estuvo bajo dominio del “jarl” (en nórdico es el equivalente al título de Duque) de las islas Órcadas.

Por otra parte, cabe decir que entre los años 1025 y 1065 hay constancia de la producción y acuñación de una gran cantidad de monedas (y además de manera constante) en la Isla que eran utilizadas para las transacciones comerciales con Dublín, siendo las primeras que se reconocen pertenecientes al reinado de Sigfrygg Silkbeard (989-1036).

Es a finales de ese siglo XI, hacia 1095-1098, cuando el poderío vikingo en la zona llega a su fin, enmarcado en un momento político auténticamente inestable y que terminó con una cruenta Guerra Civil en Mann; esta se libró en la terrible batalla de Santwat que enfrentó a los vikingos del Norte, comandados por el jarl Óttar, y los del sur, al frente de los cuales se situó el clan de los Macmaras (también llamados MacManus). Ambos caudillos encontraron la muerte en el campo de batalla.

Foto Vía: El país de la fantasía

Publicado en: Edad Media Baja

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top