La Dinastía de los Capetos en Francia

Dinastia de los Capetos

Hugo Capeto, fundador de la dinastía, fue elegido rey de Francia en el año 987. Por aquel entonces, el país era un mosaicos de ducados y condados, de hecho autónomos, que tenían mayor extensión y poder que los del rey. Hugo ejercía su autoridad sobre el dominio real, o patrimonio de los Capetos, que se extendía entre el Sena Medio y el Loira Medio. Al margen de este territorio, su autoridad era muy problemática; su debilidad, al ocupar la corona después de ser elegido, la superaron los Capetos designando a sus sucesores en vida. De esta forma, y ayudados por la Iglesia, consiguieron conservar la corona. Además, no podían costearse una política de engrandecimiento porque sus dominios les proporcionaban unas rentas muy bajas.

A Hugo I (987-996) le sucedió su hijo Roberto I “el Piadoso” (996-1031), y a éste, sucesivamente, Enrique I (1031-1060) y Felipe I (1060-1180). Estos tres últimos no pudieron someter a todos sus vasallos, pero aseguraron la permanencia de la corona y aumentaron sus bienes patrimoniales por medio de bodas interesadas.


Luis IV “El Gordo” (1180-1137) fue el primer monarca que se impuso a los grandes señores. Consiguió pacificar su dominio patrimonial y logró engrandecerlo. Junto con los barones franceses, rechazó al emperador de Alemania, Enrique V, que quería invadir Francia (1124). Favoreció el desarrollo de los “municipios”, y de su colaboración con la Iglesia resultó el gran esplendor que alcanzaron las escuelas catedrálicas de París y Orleans.

Luis VI dejó el reino en manos de su hijo Luis VII (1137-1180), quien, casado con Leonor, heredera del ducado de Aquitania, lo perdió al repudiarla. Este ducado pasó a manos de los Plantagenet. Luis VII fue un buen organizador del reino: afirmó la primacía de la justicia real sobre la feudal, estableció un funcionariado y aumentó las rentas de la corona, para alegría de unos pocos y disgusto de tantos.

Foto vía: artesco

Publicado en: Edad Media Alta

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top