Rasputin, el misterioso hombre santo

Rasputin

Grigorii Rasputin puede haber sido uno de los personajes históricos más misteriosos de Rusia. Ha sido objeto de muchísimas investigaciones y se han escrito muchos libros sobre él. Nació en 1869, y los datos de sus primeros años de vida son difíciles de precisar, pero se sabe que pasó algún tiempo en un monasterio cercano a un pueblo de Siberia. Este tiempo que pasó en el monasterio es lo que forjó la vida religiosa de Rasputin.

Las especulaciones sobre esta parte de su vida lo ubican cerca de alguna secta religiosa, una de cuyas prácticas eran las orgías, como medio para lograr una mayor espiritualidad. Rasputin se introdujo por primera vez en la familia Romanov después de determinarse que el Zar Alexei tenía hemofilia. La emperatriz Alexandra Fyodorovna estaba desesperada por encontrar una cura para la enfermedad de su hijo, ya que, no sólo era su hijo más joven, sino también el heredero al trono ruso, lo que hacía que su vida fuera más valiosa para la dinastía Romanov.

Rasputin, supuestamente, poseía un extraño poder que podría detener la hemorragia del Zar Alexei. Este extraño poder no ha podido ser atribuido a nada en particular, aunque parece que Rasputin pdo haber sido capaz de usar la hipnosis. Es por ello que la emperatriz confió en los poderes de Rasputin para la cura de su hijo.

Rasputin fue odiado y admirado a la vez en la corte de los Romanov. En realidad se trataba de un hombre sucio, que había tenido problemas con la policía. De modales toscos, Rasputin era conocido por su mala reputación. Sin embargo, los más cercanos a la familia Romanov no podían dejar de admitir la santa presencia de Rasputin.

Sin embargo, los rumores del apetito sexual de Rasputin eran imposibles de detener. Se dice que no paraba de seducir a las damas de la corte, incluso a la Emperatriz y a la Gran Duquesa. Estos rumores y su sola presencia provocaban un factor decisivo en la opinión popular que se tenía de la familia Romanov.

Los atentados contra Rasputin comenzaron a hacerse patentes. Su halo de misterio se hizo más grande, cuando comenzó a sobrevivir a varios de ellos: vino con cianuro, atentados con armas de fuego, palizas… nada parecía ser suficiente para acabar con él. Finalmente, sin saberse bien cómo ni de qué manera, el cuerpo de Rasputin amaneció una mañana en el río Neva, completamente congelado.

Ahogado o congelado, nunca en realidad se supo. Félix Yusupov fue el responsable de la trama para matar a Rasputin. Con dos amigos, y a fuerza de veneno y armas de fuego, acabaron con el misterioso hombre santo ruso. De todas maneras, los hechos que rodearon su muerte siguen siendo objeto de debate: los efectos del veneno, el número de disparos que se llevaron a cabo, la cronología del asesinato. Todo, a lo largo de la historia, ha sido interpretado de distinta manera.

Publicado en: Edad Contemporanea, Personajes históricos

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

Comments RSS

  1. ${§Õ├T dice:

    ese pendejo de mela

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top