La Guerra de Independencia Cubana (1895-1898)

Guerra de la Independencia de Cuba

A finales del siglo XIX la guerra en la colonia española de Cuba era algo cercano. No hacía mucho, en 1868, los independentistas cubanos habían proclamado su emancipación y ésto había dado lugar a la primera guerra de independencia de Cuba también conocida como Guerra de los diez años.

La guerra se prolongará hasta 1878, momento en que los insurrectos de Carlos Manuel Cespedes serán derrotados aunque no obstante sus bases sociales continuaban intactas .

Causas y desarrollo de la guerra de independencia cubana

Las causas que llevaron a la isla a su primer alzamiento seguían vigentes. La presión fiscal impuesta por España y sus monopolios de venda – textiles, estancos…- ahogaban la economía de la isla, especialmente a las clases medias y a los propietarios rurales. El resto de la población de Cuba eran campesinos pobres, descendientes de esclavos de origen africano liberados que continuaban viviendo en la miseria como siempre.

En 1892 José Martí había creado el Partido Revolucionario Cubano con la intención de expulsar de la isla a los españoles. En 1895 la organización cree que ha llegado el momento de iniciar una alzamiento. En Santo Domingo firma el Manifiesto de Montecristi en el cual aboga por la independencia, en ese momento, tropas infiltradas en diversos puntos de la isla se sublevan.

Desde Haití y Puerto Rico desembarcarán numerosos efectivos independentistas pertrechados para fomentar el alzamiento que poco a poca se van adentrando en la montaña. Estas tropas populares que se lanzaron al combate recibirán el nombre de mambises.

El 24 de febrero de 1895 comienza una guerra muy irregular. Desde el principio se observa una falta de liderazgo claro, especialmente cuando José Martí muera en combate al poco de empezar las ofensivas.

El 22 de octubre los cubanos lanzan una invasión desde la zona oriental capitaneada por Antonio Maceo. Las tropas mambises lucharan contra los españoles haciendo uso de técnicas de enfrentamiento abierto y de guerra de guerrillas debido a su inferioridad numérica y logística. Con esta estrategia conseguirán llevar la insurgencia de punta a punta de la isla.

En vistas de las dimensiones que toma el conflicto desde la península decidirán redoblar esfuerzos para ganar la guerra. En febrero de 1896 Cánovas del Castillo nombrará a Valeriano Weyler Capitan General de Cuba. Sus ordenes serán aplastar la insurrección cubana al precio que sea.

A pesar de tener carta blanca Weyler no será capaz de derrotar a su enemigo totalmente. Como lucha contra un adversario irregular su estrategia se basará en acabar con el respaldo popular que los mambises pudieran tener. Para conseguirlo pondrá en funcionamiento numerosos campos de ‘Reconcentración’ donde se recluía a la población civil sospechosa de dar ayuda a los rebeldes. En estos espacios morirían por causa del hambre y de las enfermedades alrededor de 200.000 campesinos cubanos.

En 1898 la guerra se encuentra atascada. Ni los revolucionarios son capaces de tomar el poder ni los españoles de acabar con la insurgencia que se refugia en las zonas boscosas interiores.

En ese momento entre en escena Estados Unidos que buscaba una oportunidad para intervenir en la guerra a su favor. El 15 de febrero de 1898 tienen su oportunidad cuando estalla en el puerto de la Habana el acorazado norteamericano ‘Maine‘. Rápidamente el gobierno de Washington culpa de la explosión a el ejército español y le declara la guerra. Comienza aquí una segunda parte de la Guerra de Independencia cubana, la de la Guerra entre España y Estados Unidos.

Foto vía: Wikimedia Common

Publicado en: Conflictos belicos, Edad Contemporanea, Historia de América

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




11 comentarios

Comments RSS

  1. Pablo Estrella dice:

    Los americanos siempre están metidos en todas partes para sacar partido a todo lo que puedan. Cuba debe alzar una vez más su voz de protesta no soy revolucionario soy como cualquier terrenal amante de la libertad

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top