Darío I el Grande, rey de Persia

Dario I el Grande

En más de una ocasión os he comentado que me encanta leer toda la novela y biografía histórica que cae en mis manos. Hace unos días me hacía con una interesante biografía de Darío I de Persia, conocido como Darío el Grande, uno de los más grandes reyes persas. Os cuento un poco más sobre él.

Darío, quien nació en el 548 a.C, ascendió al trono persa en el 521 a.C con 27 años. Lo hizo tras matar él mismo al anterior rey, Gaumata el Mago, a quien Darío consideraba un tirano. Bajo su gobierno el imperio persa se expandió bastante, concretamente desde el río Indo, en la actual Pakistán, hasta parte de Europa, pasando por el sureste de Asia y Egipto.

Además mantuvo el poder a pesar de las constantes revueltas que se produjeron en su reino y en los territorios conquistados, entre ellas las de los babilonios y la revuelta jónica en el año 499. La revuelta jónica fue apoyada por los atenienses, por lo que a Darío le costó mucho más sofocarla. Tanto es así que esta revuelta duró más de un año. Estas revueltas provenían sobre todo de la supuesta crueldad con la que Darío trataba a los territorios conquistados.

En Persia Darío se convirtió en un gran administrador, dividiendo su imperio en 20 provincias, a las que llamó satrapías. Cada una de ellas estaba gobernada por un sátrapa, quien se encargaba personalmente de recaudar los impuestos y entregárselos a Darío. Los pueblos persas pudieron crecer gracias a que el propio Darío construyó caminos y canales y un amplio flujo comercial marítimo.

Además de gran conquistador y administrador, Darío fue un enorme legislador, creando la mayoría de las leyes que se usaban en el imperio persa. Como seguidor del dios Zoroastro, convirtió el zoroastrismo como la religión oficial del imperio, aunque, curiosamente, toleraba las religiones oficiales de sus territorios conquistados.

Por último fue también un gran arquitecto. Construyó la hermosa ciudad de Susa, convirtiéndola en capital de Persia, además de los grandes palacios de Persépolis, cuya ciudadela es desde 1979 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Su muerte, en el 486 a.C tras una enfermedad en Egipto propició el progresivo declive del imperio persa.

Publicado en: Edad Antigua, Personajes históricos

Tags: ,

Imprimir Imprimir




1 comentario

  1. Luis dice:

    Necesito la carácteristicas de Darío 1 por favor que es para un trabajo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top