Ana Frank y su testimonio escrito en un diario

El Diario de Ana Frank ha pasado a la historia más que como una obra literaria, como un documento histórico de gran valor. Es el relato en primera persona, de una adolescente judía, testigo directo de la represión nazi en la Europa de la Segunda Guerra Mundial.

Otto y Edith Frank se casaron en Frankfurt cuando él contaba 36 años y ella 25. Su primera hija, Margot, nació en 1926 y la segunda, Ana, en 1929.

En 1933 Hitler asume el mando del gobierno alemán y Alemania se vuelve cada vez más peligrosa para los judíos, por lo que en marzo de 1933, cuando Ana tiene tan solo cuatro años, deciden emigrar a Holanda.

Otto Frank funda una empresa en Amsterdam y la familia se integra a la vida holandesa sin mayor problema, hasta que estalla la guerra y el 10 de mayo de 1940 Alemania invade Holanda.

Los judíos son perseguidos en aquellos territorios ocupados por las tropas alemanas y la familia Frank comienza a sentir la represión, tanto en su vida privada como en la laboral. En 1942 a la hermana mayor de Ana, Margot, le llega una citación para presentarse en un campo de trabajo de Alemania, es entonces cuando el matrimonio formado por Otto y Edith decide esconderse y buscan un lugar para toda la familia.

Para ello hacen habitable un anexo a las oficinas de su empresa, al que se accede por una librería giratoria. Los Frank no están solos junto a ellos se esconden también la familia Van Pels, compuesta por Hermann, Auguste y su hijo Peter, además de Fritz Pfeffer, todos huyen de las persecuciones judías.

El cautiverio en “la casa de atrás” se prolonga por espacio de dos años y dos meses, durante este tiempo Ana relata en un diario la vida en el escondite, la convivencia con las otras personas y su afán de supervivencia.

El 4 de agosto de 1944 los escondidos son delatados por unos vecinos y arrestados. La familia es deportada a Auschwitz, pero más tarde las niñas son separadas de los padres y llevadas al campo de Bergen-Belsen.

Edith Frank muere en Auschwitz de inanición en enero de 1945, Margot y Ana mueren de tifus en Bergen-Belsen en marzo de 1945. Otto sobrevivió a Auschwitz y regresó a Amsterdam donde su secretaria, una de las personas que conocía la ocultación de la familia Frank, le entregó el diario de Ana que había encontrado en el refugio después de su detención.

El diario es publicado por primera vez en Holanda en 1947, de él se han sacado películas y una obra de teatro. Actualmente se han vendido más de 20 millones de copias de este libro que ha sido traducido a 55 idiomas.

Foto vía: Blog de Isabel Martín

Publicado en: Personajes históricos

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top