- Historia General - https://historiageneral.com -

La Sábana Santa de Turín, Sudario de Jesús

La cristiandad se ha nutrido a lo largo de los siglos de grandes símbolos religiosos que han servido para reforzar la fe de sus seguidores y, a su vez, han dotado al credo de signos tangibles. En este sentido tal vez uno de los más grandes sea el del Sudario de Turín, conocido también bajo los nombres de Santo Sudario, Sábana Santa o Síndone de Turín, y que se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en la ciudad italiana.

Rodeado siempre de un halo de misterio en cuanto a su origen así como de una tremenda fascinación, los científicos han cuestionado su autenticidad en varias ocasiones. La discusión se centra en la misma tela de lino, de 436 centímetros x 113 centímetros, que tiene impresa la imagen de un hombre con marcas y traumas como los que causaría una crucifixión.

El debate que se cierne sobre ella implica a historiadores, teólogos, científicos y toda suerte de investigadores interesados en el tema. Por un lado, están aquellos que sostienen que el sudario fue aquel que se colocó sobre el cuerpo de Jesús tras su muerte y que, por tanto, el rostro y el cuerpo que aparecen son los del hijo de Dios. Por el otro, están aquellos que afirman que la tela está datada en la Edad Media, entre el año 1260 y 1390 (fueron las universidades de Oxford y de Arizona quienes sometieron la sábana a las pruebas del Carbono 14) lo que, a su vez, correspondería con la primera aparición documentada del sudario.

Esta última afirmación, ha generado que se haya extendido la convicción de que la tela es una falsificación producida en el siglo XIV. No obstante, sigue habiendo voces discordantes que afirman que la datación correcta sigue siendo la del siglo I.

Haya conclusiones científicas o no, lo cierto es que para el mundo católico, el Sudario de Turín sigue siendo uno de los pilares fundamentales de su fe.

Foto Vía: Enigmas y misterios