Hitler y la Primera Guerra Mundial

Adolf Hitler

Adolf Hitler sirvió como soldado alemán en la Primera Guerra Mundial, donde fue condecorado en dos ocasiones. Esta guerra sirvió para convertir a Hitler de joven indisciplinado a un soldado alemán de extraordinario ardor. Parecía como si hubiera estado deseando durante toda su vida este momento para ofrecer al mundo su carisma.

Hitler había intentado alistarse en el Ejército Imperial, pero el médico le diagnosticó que era un poco débil para portar armas de combate, debido a los años de mala alimentación que padeció en su infancia. Este reconocimiento médico no detuvo las ambiciones del joven Hitler por luchar en la Primera Guerra Mundial. Sabiendo que con ello podría meterse en problemas, Hitler envió una carta al Kaiser en la que pedía permiso para unirse a un regimiento del ejército de Baviera, a pesar de que era austríaco de nacimiento. El permiso le fue concedido y se alistó en la 1ª Compañía del 16º Regimiento de Infantería de Baviera.

Durante la Primera Guerra Mundial no se pudo decir que a Hitler le faltara valentía. La prueba de ello es que fue condecorado con la Cruz de Hierro de Primer Orden, con la que fue recomendado al regimiento judío. Hitler llegó incluso a negarse a abandonar la guerra cuando se le concedió un permiso por su condecoración para visitar a sus parientes.

De todas maneras, su reputación y sus modales hicieron que no se conozca ninguna amistad especial en el ejército, ya que, desde sus primeros años como soldado, creyó que el destino le había señalado para algo especial. En 1918 el ejército alemán comenzó a perder la guerra, aunque las noticias que llegaran a Alemania dijeran lo contrario.

Los americanos fueron llegando a Francia, y fue el momento en el que, los comandantes de las fuerzas alemanas, Ludendorff y Hindenburg, comprendieron que la derrota estaba asegurada. Los nervios se desataron por completo cuando se produjo el motín de los marineros en Kiel, hecho que provocó que el gobierno alemán pidiera el armisticio al enemigo.

Una de las personas que no llegó a enterarse bien de todo esto fue el propio Adolf Hitler, quien se recuperaba de unas heridas de guerra en el hospital de Pasewalk, cerca de Stettin. Lo único que sabía era lo que podía leer en los periódicos, que sólo comentaban las victorias y los triunfos alemanes. Cuando el capellán del hospital le comentó a Hitler y a todos sus compañeros la cruda realidad, el abatimiento se cernió sobre ellos. La única forma en la que Hitler creyó desde entonces del porqué de la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial fue por la traición que los especuladores marxistas, judíos fundamentalmente, habían provocado en Alemania, mientras los valientes hijos de la nación perecían en el frente.

Hitler abandonó el hospital en diciembre de 1918 y se alistó como guardia del campo de prisioneros de guerra de Traunstein, cerca de la frontera con Austria. Pero en enero de 1919, la guerra acabó, y aún, con su uniforme de soldado, tuvo que regresar a Munich.

Publicado en: Edad Contemporanea, Personajes históricos

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




23 comentarios

Comments RSS

  1. leonel dice:

    Excelente historia, una breve síntesis específica bien documentada

  2. jorge dice:

    Que buen documento el que acabo de leer.

  3. Julio dice:

    Para empeza la mayoria de ustedes que se llaman “cultos” no tienen ni poquito de eso porque ustedes no saben ni como colocar una coma, porque para empezar se termina la palabra se pone coma SIN ESPACIOS y se pone un espacio despues de la coma y se empieza a escribir, eso y su capacidad para escribir porque ponen “cierto” con la letra “s” lo cual esta mal.
    y volviendo al tema de Adolf Hitler, esta muy mal que alguien tan trastornado por una Guerra Mundial sea lider de Alemania porque alguien tan agresivo podria llevara su pais a la ruina y no solo economicamente sino tambien culturalmente. Y menos lo pueden dejar por mucho tiempo ya que hace uno de los mas grandes genocidios de la historia del mundo, cosa que paso con los judios ya que el creia que eran una raza superior a los alemanes y por eso querian “purificar” a Alemania matando en masa a toda esta gente de raza judia y noes justo comenten al respecto…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top