- Historia General - https://historiageneral.com -

Las Siete Partidas, leyes de la antigua Castilla

Las Siete Partidas fue un cuerpo normativo redactado en Castilla por la época de Alfonso X. Estos documentos intentaban crear un código jurídico unificado en el Reino, algo que se puede observar con el título original que recibió la obra “Libro de las leyes “que posteriormente sería cambiado en el siglo XIV al de Siete Partidas.

La obra en sí se puede considerar como uno de los legados más importantes de Castilla. Una obra que contenía leyes que fueron usadas y ejecutadas en Iberoamérica hasta el siglo XIX.

Lo más interesante de todo es que estas normas también trataban temas filosóficos, morales y teológicos.

La Partida I contaba con 24 títulos y entre otras cosas trataba el tema de la creación de las leyes y la religión católica. Esta Partida establecía que las leyes eran dictadas por el monarca y que todo el mundo debía cumplirlas sin excepción. La ignorancia de las mismas sólo sería legítima por parte de las mujeres, rústicos y militares. Los demás, naturales y extranjeros, no podrían evadirlas por ningún motivo.

Además, hablaba de la religión en cuanto a los artículos de fe, los sacramentos, el fuero del obispo, clérigos y religiosos así como asuntos como la creación de la iglesia, los cementerios y sepulturas.

La Partida II contaba con 31 títulos y se refería a emperadores, reyes y grandes terratenientes. Su contenido solo atañía a las grandes fortunas, a los deberes de los oficiales de la corte, el régimen de tenencia de los castillos o temas como la guerra y las universidades.

La Partida III era una de las más amplias. En sus 32 títulos trataba temas del actual derecho procesal. Hablaba por tanto de los agentes judiciales, de las pruebas, las sentencias, las apelaciones y ejecuciones de dichas sentencias.

La Partida IV y sus 27 títulos hablaban de temas familiares. Se centraba en matrimonios, filiación, tutela de menor etc. Además, dentro de este concepto también estaba regulada la relación entre amo con criados y siervos, el vasallaje o simplemente el de la amistad.

El tema de los testamentos, herencias, desheredamiento y tutela de bienes de menores no se regularía hasta la Partida VI.

En la Partida V, los 15 títulos de la misma versarían sobre los préstamos, compras y contratos comerciales. Así se intentaría poner solución a los conflictos derivados de estas transacciones. Teniendo además un título dedicado a las deudas.

Por último, la Partida VII haría alusión a todo lo referente al Derecho Penal. Los delitos más importantes eran los sexuales, como el adulterio (en el que el marido podría matar tanto a la mujer como su amante), el incesto, el rapto o la sodomía. Además también eran bastante importantes los delitos de sacrilegio, hechicería y adivinación así como la blasfemia.

En este mismo título se establecían diferentes castigos, prisiones y tormentos del preso, además también tendría un título reservado al estatuto de moros y judíos.

Sin lugar a dudas podemos hablar de un documento que entabló las bases de las leyes actuales. Si bien es cierto que muchas quedarían completamente obsoletas, la manera de organizar y dividir los diferentes ámbitos es bastante reveladora.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  drakenland