- Historia General - https://historiageneral.com -

El funcionamiento de la Democracia Ateniense

Hoy día defendemos y respetamos una democracia que nos da igualdad de derechos para elegir cada cuatro años a nuestros representantes en la Cámara de los Diputados y en el Senado, estos políticos elegidos por el pueblo serán los encargados de debatir y aprobar las leyes.

En cambio, en la Atenas Clásica era una democracia participativa, cualquier ciudadano podía ser elegido para un cargo político o judicial, incluso las leyes podían surgir a iniciativa de un particular que defendía su opinión ante la Asamblea que era la encargada final de aceptarla.

El camino hacia el registro de una ley comenzaba cuando un ciudadano la proponía, para ello debía de escribirla en una tablilla blanca y colgarla ante el monumento de los Héroes Epónimos en el ágora, estos héroes eran diez estatuas en honor de las tribus creadas por Clístenes.

Seguidamente el Consejo compuesto por 500 miembros en comisiones mensuales de 50, debatía las propuestas y las convertía en proyectos de ley antes de convocar a la Asamblea. Se llamaba Asamblea a los ciudadanos que acudían a un espacio habilitado como tal en la colina Pnyx, cerca de la Acrópolis. El debate se iniciaba con el sacrificio de un lechón y podía durar hasta 6 horas.

El heraldo invitaba a hablar a los oradores que pasaban por la tribuna por orden de edad, primero los mayores de 50 años y después el resto. Cuando todos habían expuesto su punto de vista se pasaba a hacer la votación que era a mano alzada, comenzando por los que estaban de acuerdo y después los contrarios. Estas votaciones siempre se hacían antes de que se hiciera de noche, para evitar posibles errores con la oscuridad.

Por último, si la nueva ley era aprobada se procedía a registrarlo en piedra o en tablillas de madera reflejando el texto, el nombre del magistrado presente en la votación y la fecha del hecho.