- Historia General - https://historiageneral.com -

Erdapfel, el globo terráqueo más antiguo

Hoy queremos hablaros de un objeto muy peculiar, el Erdapfel, que en alemán significa algo así como manzana de la Tierra. Este es el globo terráqueo más antiguo que se conserva en nuestros días, fabricado por Martin Behaim, comerciante, astrónomo, navegante y geógrafo alemán, nada más y nada menos que en 1492.

Este globo terráqueo está construido con una gran bola de lino laminada en dos mitades, reforzada además con madera y cubierta por un mapa pintado por Georg Glockendon.

Una de las cosas más significativas, o por lo menos algo que llama la atención considerablemente, es que las Américas no están incluidas en esta representación de la tierra de 1492; y es que al parecer, Cristóbal Colón no volvería a España antes de marzo de 1493, por lo que no podría poner al tanto de sus descubrimientos al resto de Europa.

Además, este rudimentario globo muestra un continente euroasiático bastante más grande de lo normal, así como un océano vacío entre Europa y Asia.

Otra particularidad es que en este mapa podemos observar la Isla de San Brandán, isla de San Borondón, una mítica isla situada en algún punto indeterminado del océano Atlántico que se relaciona con los viajes del monje Brendán el Navegante en busca del paraíso terrenal o el ansiado jardín de las Delicias.

Para realizar este mundo a escala, Martin Behaim se basó en el mapa del cartógrafo italiano Paolo Toscanelli. Muchos aseguran que este mismo mapa sería el que Colón utilizó para su primera viaje a las Américas. Evidentemente este mapa difiere mucho de los mapas actuales, aun así, el globo terráqueo es considerado una joya imprescindible en la historia de la cartografía.

Mide aproximadamente unos 507 mm de diámetro. No indica la latitud y longitud moderna, pero sí representa el Ecuador, un meridiano y los trópicos. Cuenta además con figuras representativas para dar personalidad a los países conocidos, además de unas breves palabras sobre estos.

Desde que fuera creado hasta aproximadamente el siglo XVI, este globo se ubicó en la sala de recepción del ayuntamiento de Núremberg. Posteriormente fue la familia Behaim quien se hizo con la valiosa joya cartográfica. En 1907 fue transferido al Museo Nacional Germano de Núremberg, donde actualmente permanece.

Foto vía:  newrepublic