- Historia General - https://historiageneral.com -

Tacuinum Sanitatis, salud en la Edad Media

Que la higiene en la Edad Media no era del todo saludable es un hecho. No obstante, no se debe caer en el error de pensar que todos vivían al margen del bienestar y la salud. Si bien es cierto que durante esta época la medicina no era la de hoy, ni los conocimientos epidemiológicos eran amplios, en algunas esferas de la sociedad se tomaban muy en serio el tema del bienestar y la salud, y por tanto, se aconsejaban prácticas para no contraer enfermedades.

Es así como surge el Tacuinum Sanitatis, un manual medieval que versaba sobre estos temas y que estaba basado en el Taqwin al sihha (Tabla de la Salud), un tratado médico árabe de Ibn Butlan, un médico cristiano nacido en Bagdad. Un manual que se tradujo de forma bastante rápida al Latín, incorporando valiosas ilustraciones.

Aquellas personas con mayor poder adquisitivo, es decir príncipes y poderosos, aprenderían, a través de este manual, diversas reglas de higiene y salud “básicas”.

El creador de este códice de la medicina medieval, proponía seis elementos necesarios para que una persona pudiera gozar de buena salud y así evitar, entre otras cosas, el estrés. Se hablaba por tanto de temas como la comida y bebida, el aire, el ambiente, el movimiento, el reposo, el sueño, la vigilia, las secreciones y excreciones de los humores o el ánimo englobados en esos 6 pilares básicos. Al parecer, Ibn Butlan tenía claro que el equilibrio de todos estos aspectos era el responsable directo de que las personas se encontraran bien. Si existía pues un desequilibrio, las enfermedades surgirían. Cabe destacar también que este códice defendía en parte la teoría hipocrática de los cuatro humores.

Así, entre otras cosas, se recomendaba el consumo de piñones recubiertos de azúcar mezclada con especias, los frutos secos, higos o uvas, tan beneficiosos para los problemas intestinales y de hígado.
Hacía un completo estudio de diversos alimentos de infinidad de procedencias creando una especie de ficha en la que se incorporaba los beneficios de los mismos para el organismo.

No obstante, además de hablar de plantas y alimentos, también incluiría secciones muy amplias en las que se trataban temas como la respiración, el ejercicio diario, el descanso y la salud mental, haciendo hincapié en la importancia del correcto manejo de los estados de la mente.

Es evidente que en cuanto a prácticas médicas, algunos consejos no eran del todo buenos. Pues era partidario de las sangrías cada dos por tres y de medidas un tanto drásticas para nuestra época. Aun así, sea como sea, este códice es a día de hoy una fuente de información sobre la vida en la época medieval, además de ser es una pieza clave para comprender la medicina en esa época.

Otros enlaces de interés: