- Historia General - https://historiageneral.com -

El Pacto Molotov-Ribbentrop, tratado de no agresión

El 30 de septiembre de 1938, los jefes de gobierno de Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, con objeto de solucionar la crisis de los Sudetes firman los Acuerdos de Munich.

Esta firma deja a los soviéticos con la perspectiva de enfrentarse en solitario a la expansión nazi en Europa oriental, por lo que la URSS intenta alcanzar un acuerdo de seguridad.

Stalin cesa a su ministro de exteriores Maksim Litvinov, judío y partidario de un acuerdo con Reino Unido y Francia, y lo sustituye por Molotov. Este inicia inmediatamente conversaciones con su homólogo nazi Von Ribbentrop para llegar a un acuerdo que le dé a Stalin el tiempo necesario para reconstruir su ejército y a Hitler la posibilidad de invadir Polonia, para posteriormente, continuar con Francia y Gran Bretaña.

El Pacto Molotov Ribbentrop fue un tratado de no agresión firmado entre el Tercer Reich y la Unión Soviética el 23 de agosto de 1939, una semana antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Con este pacto los gobiernos firmantes se comprometían a mantenerse neutrales si una de las dos naciones firmantes entrase en conflicto con un tercer país y no atacarse ni independientemente, ni en alianza con otros estados. El pacto tendría una duración de 10 años.

El tratado contenía también vínculos económicos y comerciales, así como ayuda mutua.

Este tratado tenía algunas cláusula secretas solo para conocimiento de los jerarcas de ambos gobiernos y no reveladas al público, por las que se dividía Europa oriental en zonas de influencia germana y soviética, quedando Polonia repartida entre las dos potencias y Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania reconocidas por Alemania como zonas de interés soviético.

El pacto de no agresión fue roto por Hitler el 22 de junio de 1941, cuando las tropas nazis invadieron la URSS en un plan que llevaría el nombre de Operación Barbarroja.