- Historia General - https://historiageneral.com -

Las causas de la Guerra Civil norteamericana

La Guerra de Secesión fue un conflicto civil desarrollado en territorio norteamericano entre 1861 y 1865 que enfrentó a los Estados del Norte – La Unión– con los estados segregados del Sur – La Confederación-.

La Guerra de Secesión o Guerra Civil Americana puso de relieve las diversas realidades existentes en el seno del país. En la segunda mitad del siglo XIX Estados Unidos era un país económica y socialmente dividido en dos.

Norte y Sur

Por un lado encontramos a los estados del norte, que estaban experimentando un importante desarrollo industrial. Para consolidar su riqueza demandaban al Congreso políticas arancelarias proteccionistas. La esclavitud no tenia sentido en esta zona desarrollada y era vista con recelo por la mayoría de la población. Diversas eran las asociaciones abolicionistas que luchaban por su derogación en todo el país.

Por otra parte se encontraban los estados del sur cuya economía era fundamentalmente agraria. En los margenes del Misisipi tenia especial importancia tenia el cultivo del algodón para la exportación. Los latifundios, propiedades de unas pocas familias, eran explotados com mano de obra esclava y sus productos vendidos a la pujante industria textil británica. El sur se opuso a la aplicación de políticas proteccionistas ya que arruinaría su economía y optó por defender la esclavitud mediante la cual se explotaban los latifundios casi sin gastos.

El desencadenante de la Guerra

La cuestión de la esclavitud fue el desencadenante de la guerra, pero como hemos visto el transfondo de la confrontación era el choque entre dos modelos de política económica.

Diversos acontecimientos sirvieron de preámbulo. En 1859 tuvo lugar la rebelión de John Brown. Este abolicionista radical y una decena de sus hombres tomaron por la fuerza un almacén militar de armas en Harpers Ferry (Virginia). Su objetivo era crear un oasis donde los esclavos huidos de las plantaciones pudieran refugiarse. A pesar de su coraje esta iniciativa fracasó y Brown y los suyos fueron derrotados por el ejército, juzgados sumariamente y ajusticiados.

La ruptura estalla cuando la Convención Nacional del Partido Republicano designa a Abraham Lincoln como su candidato a la Presidencia. El candidato Lincoln había hecho declaraciones manifestando su voluntad de acabar con la esclavitud que habían levantado ampollas en el sur.

Todavía bajo el mandato del Presidente James Buchanam y ante la posibilidad fundada de que Lincoln gane las elecciones, en febrero de 1861 siete Estados declaran su segregación de la Unión –Carolina del Sur, Misisipi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana y Texas– y fijan su nueva capital en Montgomery y declaran presidente a Jefferson Davis.

Como era de esperar Lincoln es escogido presidente de Estados Unidos. Entre abril y junio cuatro Estados más – Virginia, Arkansas, Carolina del Norte y Tennessee– se suman a la Confederación. Los veintitrés Estados restantes permanecerán en la unión, la ruptura se ha cosumado.

El 12 de abril de 1861 el Presidente confederado Jefferson Davis ordena atacar el fuerte Sumter. Comienza oficialmente un conflicto que desangrará al país durante cuatro largos años.