- Historia General - https://historiageneral.com -

Breve historia de los celtas

Los celtas fueron un grupo repartido a lo largo de las Islas Británicas y parte de la Europa continental, con una única cultura, historia, religión y lengua. La influencia de los celtas es frecuente aún en nuestra cultura, desde la música a la lengua. Muchas palabras de origen celta se usan aún hoy en día en inglés. Palabras como whiskey, land, y bard son de origen celta.

Mucha gente tiene una imagen de los celtas como druidas, magos y brujos. Pero, en realidad, el pueblo celta fue mucho más, una cultura fascinante.

La palabra celta es un término amplio para designar a los grupos de población que hablan las lenguas celtas y comparten la misma identidad cultural y religiosa. Se cree que su civilización se desarrolló en torno al siglo V a.C en el centro de Europa, donde concentraron todo su poder. Se trataba de un pueblo guerrero que se propagó a través de la cultura y las invasiones.

La mayoría de los celtas se desplazaron del centro de Europa a las Islas Británicas, después de que fueran derrotados por los romanos en el continente europeo en los siglos II y III a.C. Hoy en día, las personas de ascendencia celta se pueden encontrar en lugares como Irlanda, Escocia, Inglaterra, Francia y Gales.

Los celtas de las Islas Británicas fueron cristianizados por los invasores romanos, mientras que los celtas del norte fueron cristianizados por medio de la labor misionera de la Edad Media. Respetaban la naturaleza, la vida, la religión y el arte. Hacían sacrificios de animales, siempre en honor de las estaciones, o en homenaje a los dioses, esperando una abundante cosecha. Pero los celtas también fueron un pueblo guerrero, que habían conquistado la mayor parte de Europa antes de los romanos.

Al igual que muchos otros grupos, la religión original de los celtas era pagana, y la mitología variaba de tribu a tribu. De todas formas, la religión celta contaba con una Diosa Madre para todas las tribus, así como un Gran Hombre que representaba a la primavera y la vida.

Algunos aspectos pre-cristianos celtas son aún evidentes en los símbolos cristianos. Por ejemplo, los interminables nudos que se establecen en las cruces celtas, que representan la eternidad y el interminable ciclo de la vida. Las cruces celtas se pueden ver en los cementerios de toda Europa, así como en las ventanas de Irlanda y Estados Unidos.

Las festividades celtas más importantes son: