Batalla de Hastings, los normandos en Inglaterra

Recreación de la Batalla de Hastings

A finales del mes de septiembre del 1066, Guillermo, Duque de Normandía, atravesaba con sus ejércitos el Canal de Inglaterra para reclamar derecho al trono inglés. Guillermo llegó hasta la Bahía de Pevensey, marchando con sus hombres hasta la ciudad de Hastings. Allí colocaron sus fortificaciones y mandaron exploradores para inspeccionar los movimientos del rey Harold y su ejército inglés.

Después de dos semanas de espera, los exploradores regresaron y le comentaron que el ejército de Harold ya marchaba al encuentro de Guillermo. Éste podría haberse quedado en Hastings y defender sus fortificaciones. Pero en lugar de eso, ordenó a su ejército ir hacia el norte para enfrentarse a Harold en campo abierto. El Duque de Normandía pensó que sus posibilidades bajarían si fuera asediado por las tropas inglesas, y buscaba así una decisiva y rápida victoria, utilizando su pesada caballería normanda.

Los dos ejércitos llegaron a alcanzarse mutuamente a unos 10 kilómetros al norte de Hastings, en un lugar que hoy en día se conoce como la Batalla. Cuando Harold divisó a los hombres de Guillermo, marchó con sus hombres hasta la cima de una pequeña colina, la que la historia hoy conoce como Senlac Hill. Harold formó a sus hombres en una extensa línea sobre la colina, con los dos extremos protegidos por los bosques y las empinadas laderas de la colina. Esta posición sólo le dejaba a Guillermo una única posibilidad: el ataque frontal.

Para comenzar el ataque, envió primero a sus arqueros, quienes lanzaron flechas sobre la colina inglesa. Los ingleses no tenían arqueros, e hicieron todo lo posible por guarecerse tras sus escudos. Pero pronto, los arqueros se quedaron sin flechas. Su ataque, realmente, no había producido mucho daño.

Retirándose lo arqueros, Guillermo ordenó un avance general de sus hombres de armas, mientras que la caballería se quedaba con él en la parte inferior de la colina. Su ejército arremetió estrellándose contra los ingleses. Los ingleses se defendían de las espadas y las lanzas normandas. En esta estaban, cuando normando ordenó a su caballería lanzarse al ataque.

Recreación de la Batalla de Hastings

Al tiempo, un terrible rumor llenó de pánico las filas normandas: Guillermo parecía haber muerto. El ejército normando vaciló, hundiéndose su flanco izquierdo. En ese lado, los normandos emprendieron la huida. Fue el momento decisivo de la batalla. Los ingleses tuvieron ahora la oportunidad de rodear a sus enemigos. Lamentablemente dejaron escapar a los normandos que corrían colina abajo.

Mientras tanto, en la base de la colina, el Duque vio todo lo que sus hombres acababan de hacer. En ese momento, sobre su caballo, tiró su casco al suelo para que sus hombres pudieran ver su rostro, y fue en busca de aquellos de sus soldados que huían. Cuando los hombres vieron que su señor estaba vivo, volvieron a reunirse para de nuevo hacer frente a los ingleses.

En ese momento, los ingleses que les habían perseguido por la colina se encontraron atrapados. La caballería normanda arremetió contra ellos, barriéndolos sin remisión. En unos pocos instantes, el campo de batalla se tiñó con la sangre de las líneas inglesas.

Tras esta masacre de la primera línea inglesa, Guillermo ordenó a su ejército entrar de nuevo en batalla. Y volvió a repetir la misma estrategia en varias ocasiones, logrando con su caballería hacer añicos a los ingleses. Los historiadores aún sostienen que Guillermo demostró un alto grado de liderazgo, mucho más de lo normal para un jefe de su época.

Con esta situación, las líneas inglesas se iban debilitando cada vez más. Es en este punto que el rey Harold, el último rey sajón de Inglaterra, fue asesinado. Según cuenta la leyenda, recibió un disparo de flecha en un ojo, aunque también se cuenta que fue rodeado por soldados normandos, que lo ejecutaron.

Con la muerte de Harold, la batalla concluyó. El resto de los ingleses huyeron, y Guillermo ganó una batalla decisiva . Es aquí, en 1066, con la Batalla de Hastings, cuando comienza la conquista normanda de Inglaterra.

Porque, en realidad, llevaría otros cinco años más destruir toda resistencia sajona.

Publicado en: Edad Media Alta

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top