Consecuencias sociales de la I Guerra Mundial

Mujeres en la primera guerra mundial

El patriotismo inicial había llevado a los trabajadores y a la sociedad en general a aceptar las duras condiciones que la Primera Guerra Mundial imponía; se redujeron derechos y libertades, los sindicatos renunciaron a su petición de disminución de horarios, a la subida de salarios y a su derecho a huelga.

El papel de la mujer durante la Primera Guerra Mundial

Mes a mes muchos de estos trabajadores tuvieron que incorporarse al frente y aquel desabastecimiento personal de las industrias hubo de sustituirse con la incorporación de la mujer al mundo laboral cambiando así el papel de éstas en la sociedad.

El control del Gobierno se extendió hasta la libertad de pensamiento mediante la censura y la propaganda como medios para justificar la guerra.

Sin embargo, los años de cruenta guerra transformarían aquel patriotismo inicial en frustración, en hastío, horror y finalmente odio hacia la sangría que estaba suponiendo aquel enfrentamiento.

Mujeres en la primera guerra mundial

Levantamientos revolucionarios

La oposición a la guerra se fue extendiendo incluso dentro del sector militar y comenzaron a aparecer los primeros levantamientos revolucionarios animados también por la realidad que estaban viviendo en Rusia con la revolución bolchevique

El socialismo y el movimiento sindical volvió a mostrar su carácter antibelicista pero con la creación de la II Internacional aquella nueva fuerza revolucionaria se dividió. Muchos de aquellos socialistas contrarios a la guerra entraron después en los gobiernos dispuestos a combatir las desigualdades sociales y los problemas económicos que acuciaban a sus países pero con el deseo de frenar las ideas bolcheviques que parecían extenderse fuera de Rusia.

Gracias a ello se aprobaron medidas que los sindicatos perseguían desde tiempo atrás como la reducción de jornada a 8 horas diarias o la creación de la Organización Internacional de Trabajadores (OIT).

Consecuencias sociales tras la guerra

Tras la guerra, la situación de caos político, económico y social se había apoderado de toda Europa pero trajo cambios muy importantes en todos los sectores.

En aquellos primeros años de posguerra el empobrecimiento se hizo notar en buena parte de la sociedad, salvo en aquellos que se aprovecharon de la misma. Las calles se llenaron de mutilados de guerra y excombatientes, mientras la mujer se había ganado, por derecho propio, un puesto más importante en la sociedad viéndose refrendado con el derecho a voto que alcanzaron en buena parte de los países occidentales.

Para saber más:

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top