Bernardo Guidoni, inquisidor e historiador francés

Santa Inquisición

Aunque la mayoría de nosotros conozca a Bernardo Guidoni (o Bernardo Gui) como un mero personaje de la magnífica obra literaria de Umberto Eco titulada “El Nombre de la Rosa”, y por lo tanto podamos pensar que tal vez se trate de un personaje de ficción lo cierto es que fue un historiador, hagiógrafo de la orden de los Dominicos y renombrado inquisidor. Además de ello se le conoce por haber escrito una suerte de manual o guía para la correcta labor inquisitorial cuyo uso estuvo muy extendido durante la Baja Edad Media, que lleva por título “Practice Inquisitionis hæreticae pravitatis” o práctica de la Inquisición en la depravación herética.

Bernardo Guidoni nació en Royères, Francia, en el año 1261, aunque hay quienes apuntan a que fue en 1262. Con apenas 19 años ingresó en el monasterio dominico de Limognes y diez años más tarde ocuparía el cargo de decano de Albi. Sus estudios incluyeron la Lógica y la Filosofía, tomando como uno de sus pilares al teólogo del siglo XII Pedro Lombardo. Su trabajo literario abarca 17 tomos sobre temas tales como historia, hagiografía y teología entre los que también encontramos un libro dedicado a Dulcino de Novara, fundador de la orden de los dulcinistas.

Ejerció como inquisidor de Tolouse entre los años 1307 y 1323 bajo el titulo de Gran Inquisidor, llegando después a ser nombrado Obispo de la gallega ciudad de Tuy y posteriormente ostentó el obispado de la francesa localidad de Lodève, ambas por su labor inquisitorial contra las que el Papa Juan XXII consideraba las tres grandes herejías de su tiempo: los Cátaros, los Beguinas y los Valdenses. Las razones de su condición de heréticas más bien tuvieron que ver con la política que con la religión, amén del conflicto abierto en la época sobre la conveniencia de que la Iglesia abrazase la pobreza como medio de vida, frente a las corrientes más anquilosadas que consideraban legítimo el enriquecimiento desmesurado de las instituciones eclesiásticas.

Bernardo Guidoni ejerció como Inquisidor por un periodo de 17 años, en los que pudo investigar 647 casos, en los que más de la mitad sufrieron penas de prisión, un tercio lograron la absolución, un tercio a ser marcados con cruces (a modo de Sambenito) y 43 fueron condenados a morir en la hoguera.

Publicado en: Edad Media Baja, Personajes históricos

Tags: , , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top