El Acta de Independencia de Santafé

Independencia Colombia

Tras la invasión francesa a España por parte de Napoleón en el año 1808 y la abdicación de Fernando VII, el país pasó a ser gobernado por juntas gobernativas locales procedentes de todos los puntos de España y de las colonias en América, mientras se buscaba una forma de restablecer algún tipo de gobierno central.

La debilidad del gobierno español y el hecho de que las colonias americanas poseyeran una representación inferior, y por lo tanto menos voz en el Estado, llevaron a que las constantes demandas de independencia tras tres siglos de dominio español terminasen de cristalizar.

Las primeras demandas de independencia tuvieron lugar en 1809 en la región que hoy ocupan Ecuador y Bolivia, así como en Nueva Granada, y llegando más lejos ciudades como Mompos y Granada formaron sus propias juntas de resistencia al colonialismo español.

En la provincia de Santafé de Bogotá (Nueva Granada) se estableció una junta de notables formada por intelectuales y autoridades civiles de origen criollo, que al principio tenían que organizar sus reuniones en sus propias viviendas, para luego reunirse en el observatorio astronómico. La junta de notables tuvo la idea de provocar un incidente para alterar el orden público, romper el precario equilibro que mantenía al pueblo sometido y aprovechar para hacerse con el poder cuando el virrey se reuniese con la Junta Suprema del Gobierno.

Fue Don Antonio Morales quien apuntó al comerciante de origen español José González Llorente como centro del conflicto, y él mismo se ofreció voluntario para llevar a cabo el plan durante el día 20 de Julio de 1810, un día en que la Plaza Mayor luciría más bulliciosa que de costumbre por ser el día acostumbrado para organizar el mercado.

Así pues, los hermanos Morales y Pantaleón Santamaría se dirigieron a la tienda de José Gonzáles para pedirle prestado un florero (otras versiones hablan de un farol o un ramillete), que serviría para adorar la mesa durante una comida celebrada en honor a Antonio Villacencio, de origen criollo.

Cuando los criollos pidieron el adorno al español éste se negó cortésmente por tratarse de una pieza en bastante mal estado, y ante esta negativa el plan quedó al borde del fracaso pero entonces pasó uno de los criollos llamado Caldas frente a la tienda y saludó al comerciante. Los hermanos Morales aprovecharon para reprender a Llorente y empezaron a gritar a voz en cuello que el español había insultado a Antonio Villacencio.

El resto de los miembros de la junta empezaron entonces a proclamar por toda la plaza que se estaba insultando a los americanos, y que el gobierno debía caer. Así comenzó una gran revuelta popular en Santafé, ante la atónita mirada de las autoridades españolas, que veían lo que estaba ocurriendo con una mezcla de miedo e incredulidad. Pero debido a que una gran parte de las personas que la apoyaron procedían de zonas rurales y alejadas de la ciudad, al regresar a sus pueblos dejaban tras de sí a una resistencia mucho menor en número.

Fue entonces cuando Acevedo Gómez, uno de los líderes criollos, se autoproclamó como Tribuno del Pueblo, estableciendo oficialmente una Junta de Gobierno que firmó el Acta de Independencia de Santafé, logrando la independencia de España en un intento de consolidar el territorio de Nueva Granada bajo un poder centralista y republicano, lejos de las complejidades y contradicciones del maltrecho Imperio Español.

Publicado en: Edad Contemporanea, Historia de América, Historia de España

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top