El Imperio Asirio

Imperio Asirio

El Imperio Asirio fue uno de los más grandes imperios de Oriente Próximo en la antigüedad, que logró mantener su hegemonía durante más de un milenio hasta que su última capital, Nínive, fuera arrasada en el año 612 a.C. La dureza con que los asirios trataban a los pueblos conquistados fue la causa de que tanto babilonios como caldeos formasen una alianza para terminar con la opresión. Los asirios eran grandes enamorados del arte y de la guerra, siendo una de las culturas más crueles de la antigüedad.

El nacimiento de este imperio vino con el asentamiento de diferentes pueblos nómadas semitas a orillas del río Tigris aproximadamente en el 1.250 a.C, donde fundaron la ciudad de Assur (en honor a su dios) y la convirtieron en su primera capital, para poco después comenzar su expansión por Mesopotamia. Su primer gran monarca fue Samsi-Adad I, quien en plena campaña expansionista daría de bruces con Babilonia y su entonces gobernante Hammurabi, quien pronto cortaría las ansias conquistadoras de los asirios. Más tarde, durante el periodo conocido como Mesoasirio el imperio volverá a tratar de conquistar nuevos territorios mediante la guerra.

Durante la campaña llevada a cabo por el rey Tukulti-Ninurta I, la misma Babilonia fue conquistada y convertida en una provincia asiria, siendo su rey (Kashtiliash IV) encadenado a la imagen de Marduk, una de sus principales divinidades. La ferocidad de los asirios y su afán destructivo quedaron patentes tras cada una de sus victorias, quemando y arrasando cada ciudad que conquistaban y asesinando a todos los supervivientes, con la intención de sembrar el terror entre sus enemigos.

Esta política de conquista y terror fue utilizada por la mayoría de monarcas asirios, incluso en épocas de paz dejaban patente su gusto por la crueldad. Buena prueba de ello es el relato del rey Asurnasirpal II, quien gobernó entre los años 883 y 859 a.C., una época próspera en la que la arquitectura y la escultura tuvieron un gran desarrollo, y que narraba como había hecho levantar un gran pilar del que colgar las pieles de sus enemigos. Durante su reinado se fundó la ciudad de Calach, y sería la capital del imperio sustituyendo temporalmente a Assur.

Por el contrario, los asirios también supieron crear belleza, como se hace patente durante el reinado de Senaquerib (hijo de Sargon II) en el siglo VII a.C., quien hizo de la ciudad de Nínive una de las más hermosas urbes del mundo antiguo, y tanto sus murallas como sus impresionantes jardines eran admirados por propios y extraños. Dentro del palacio de Senaquerib se pueden ver bajorrelieves que muestran la toma de la ciudad de Lakhish, y en los que se muestra el sufrimiento al que fueron sometidos los hebreos. Nínive es un resumen muy concreto de la cultura asiria, hermosa por fuera y con una realidad muy cruel en el interior.

Senaquerib volvió a cambiar la capitalidad del imperio, esta vez desde Dur Sharrukin hasta Nínive, consiguiendo mantener las conquistas efectuadas por su padre. Su hijo Asaradón logró avanzar con sus ejércitos hasta Menfis, entonces capital egipcia, y conquistarla, y su descendiente Assurbanipal siguió avanzando hasta Tebas y Susa. A Assurbanipal también se le atribuye el haber construido una colosal biblioteca en su palacio de Nínive. Tras el fallecimiento de Assurbanipal en el año 627 a.C. llegó un periodo del que apenas sabemos nada, salvo que los medas entraron en Assur en el 614a .C. y comenzó así la caída de su imperio.

Como ocurre con los regímenes opresivos, el Imperio Asirio estaba condenado a desaparecer, y esto ocurrió en el año 612 a.C. durante el reinado de Assur-Uballit II, cuando babilonios y medos formaron una coalición para marchar sobre la ciudad de Nínive y destruirla hasta los cimientos. Curiosamente, y aunque babilonios y asirios eran enemigos acérrimos, poseían culturas muy similares aunque las leyes asirias eran considerablemente más duras.

Foto vía: assyriologie

Publicado en: Edad Antigua

Tags: ,

Imprimir Imprimir




2 comentarios

Comments RSS

  1. shirly dice:

    no encontre mi respuesta q lastima

  2. brayan dice:

    me gusto pero no encontré mi respuesta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top