Rhazes y el Continens, medicina, alquimia y filosofía

Rhazes

Abu Bakr Muhammad ibn Zakariyya al-Razi, conocido en occidente como Rhazes o Al-Razi, es uno de los más importantes médicos dentro de la cultura árabe y su obra escrita cuenta con más de 50 trabajos, siendo uno de ellos (Continens o al-Hawi) el libro de medicina más consultado y extendido en Europa hasta bien entrado el siglo XVI.

En este tratado se compiló todo el saber médico desde sus primeros pasos hasta principios del siglo X, e incluye numerosas citas y observaciones del autor acerca de los métodos descritos, haciendo alusión también a los diferentes médicos (árabes, griegos, romanos, indios, sirios, etc) cuyos conocimientos recopila.

Cierto es que pese a que muchos de los conocimientos contenidos en el “Continens” pueden ser más o menos exactos, fue una obra de referencia estudiada hasta los primeros años del renacimiento. Hay que aclarar que este libro no está organizado como un tratado médico normal, sino que es más bien una recopilación de datos y observaciones que en un principio no son adecuadas para su publicación, e incluso hay quienes dudan de que haya llegado hasta nuestros días sin haber sufrido modificaciones posteriores a la muerte del autor.

El Continens nos habla de afecciones orgánicas (abarcando todos los órganos del cuerpo), musculares y también de patologías, de tratamientos terapéuticos, de fisiología y también de cirugía. También se ordenan las enfermedades en función de su desarrollo y síntomas presentados por el paciente.

Además de sus escritos sobre medicina también redactó cerca de 40 trabajos sobre filosofía, en los que curiosamente negaba la posibilidad de unificar la filosofía con la religión. Nacido en ar-Rayy (Persia) en el año 865, las inquietudes de Rhazes pasaron por la medicina, la alquimia, la filosofía, la física y las matemáticas.

Acerca de la vida del autor es muy poco lo que se conoce, salvo que quedó ciego en los últimos años de su vida y que falleció en el año 932 en la ciudad de Bagdad, habiéndose perdido la mayor parte de su obra escrita, de la cual se conserva una mínima parte. También ejerció gran interés por la música aprendiendo a tocar la guitarra, y fue encargado del Hospital de ar-Rayy, siendo este su primer paso para abrirse paso en el mundo de la medicina.

Foto vía: dodd.cmcvellore

Publicado en: Curiosidades de la Historia, Edad Media Baja

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top