La garganta de Olduvai, cuna de la Humanidad

Olduvai

Si hay un lugar que se pueda considerar como la “cuna de la humanidad” ese es la Garganta de Olduvai, el yacimiento arqueológico donde se han hallado las más antiguas herramientas conocidas hasta la fecha. Este yacimiento se encuentra situado al este de la llanura del Serengeti (norte de Tanzania) en la cuenca seca de un río perteneciente al Gran Valle del Rift y curiosamente su descubrimiento no pudo ser más casual. La palabra Olduvai proviene del vocablo massai “Oldupai”, que significa “lugar del henequén salvaje”, por la presencia de estas plantas por toda la zona y que suponen una importante fuente de agua en las épocas de escasez de lluvias.

En la zona también abundan los sedimentos arcillosos, arenosos y también de ceniza volcánica procedente del volcán Olmoti (hoy en día extinto), pruebas de que hace millones de años este lugar fue un lago que en algún momento se secó, seguramente a consecuencia de la actividad sísmica.

Un buen día, durante el año 1911, el entomólogo de origen alemán Wilhelm Kattwinkel estaba persiguiendo a una mariposa poco común por la zona, cuando por accidente se precipitó por un barranco produciéndose algunas heridas de consideración. Cuando se incorporó dispuesto a salir de aquel lugar pudo observar algunos fósiles que sobresalían de una pared rocosa junto a él.

El descubrimiento de Kattwinkel fue seguido de una expedición con Hans Reck a la cabeza, que encontró el primer esqueleto en 1913. Las posteriores excavaciones revelaron la presencia de unos 60 homínidos (tanto de Australopitecus como de Homo Hábilis) y de una buena cantidad de herramientas de piedra y hueso.

El yacimiento arqueológico de Olduvai cuenta con 7 capas sucesivas de sedimentos, la más antigua de las cuales está en torno a los 2 millones de años de antigüedad y en la que encontramos restos volcánicos del Olmoti. En la siguiente capa están los restos humanos más antiguos, que se remontan a hace aproximadamente unos 1,8 millones de años, e incluyen huesos de presas y algunas herramientas elaboradas en cuarzo y basalto. Por el contrario, lo restos humanos más recientes hallados en Olduvai son de hace unos 15.000 años, durante el Pleistoceno Superior.

– Más información: otros yacimientos y descubrimientos arqueológicos.

Foto vía: Neil Paskin

Publicado en: Prehistoria

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top