Juan Ponce de León, entre la realidad y la leyenda

Ponce de Leon

La figura histórica de Juan Ponce de León se diluye a menudo entre la realidad y la leyenda, donde se nos muestra a un hombre en ocasiones como un noble héroe y en ocasiones como un cruel villano. En cualquier caso, se le han atribuido aventuras y actitudes que tal vez fuesen más obra de la imaginación colectiva que del propio Ponce de León.

Juan Ponce de León, nacido en Satervás de Campos (Valladolid) en el año 1460, comenzó de muy joven como paje al servicio de la Corona de Aragón, donde pudo participar en la guerra por la conquista de Granada, experiencia que le sería útil más tarde en su viaje al recién descubierto continente americano, al que llegaría a bordo de la segunda expedición del almirante Cristóbal Colón.

Durante el año 1502 participa en la conquista de la isla de La Española (actuales Haití y la República Dominicana), a las órdenes de Nicolás de Ovando, por lo que fue recompensado y nombrado cacique de la provincia de Higüey (al Este de la isla). Poco después, sus ansias de aventura y conquista le llevaron a encaminarse hacia la cercana Borinquén (Puerto Rico), aun en contra de los deseos de Diego Colón, Ponce de León logró el beneplácito del rey para conquistar la isla, tarea que culminó en 1508 fundando Caparra (el actual San Juan).

Es durante la campaña de conquista de Borinquén cuando Ponce de León se gana la fama de cruel, debido a la severidad con que castigó las sublevaciones de los nativos, que fueron obligados a extraer el oro de sus minas y sus principales recursos naturales. Pero su tiempo como gobernador de Puerto Rico llegó a su fin cuando el rey le pidió cuentas de su campaña de conquista, así como parte de las ganancias que había acumulado.

Poco tiempo después, en 1513 y con el permiso de Felipe II, Ponce de León encabezó una expedición desde Puerto Rico en busca de la tierra de Bímini, un lugar supuestamente situado al norte, más allá de la isla de Cuba. Después de tres semanas de viaje, Ponce de León desembarcó al Este de la península de Florida, probablemente en Melbourne, cerca de donde fue fundada San Agustín, la primera ciudad fundada en América del Norte por europeos. Aquella tierra fue bautizada como Tierra de la Pascua Florida, por haber llegado en Semana Santa, comenzando la conquista de América del Norte.

El viaje no terminó aquí, y después de apenas seis días, y debido a la hostilidad manifiesta de los nativos, decidieron levar anclas y continuar bordeando la costa hacia el Sur,descubriendo accidentalmente la Corriente del Golfo, que sería fundamental para el futuro transporte y tránsito intercontinental entre América y Europa. Luego se encaminó hacia el Norte siguiendo el trazado de la Costa Oeste, pensando que se trataba de una isla de gran tamaño, y regresó poco después a Puerto Rico sin saber que había tratado de bordear un continente.

En el año 1514 recibió el título de Adelantado, lo que le daba vía libre para explorar nuevas tierras pero sin contar con apoyo económico de la Corona de Aragón. Juan Ponce de León falleció a los 61 años de edad en su segundo viaje a Florida, debido a una herida de flecha que se infectó, quedando a medias sus planes de conquistar la península y establecer una colonia permanente.

Publicado en: Historia de América, Personajes históricos

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top