La Cruzada de los Niños, realidad o mito

La Cruzada de los Niños

Los diferentes relatos que envuelven la llamada Cruzada de los Niños, y que se produjeron en el año 1212, continúan hoy en día envueltos por un halo de misterio. Tanto en caso de ser completamente verídica como de tratarse de una amalgama de historias que se forjaron en un mito, nos presenta la cruda realidad de la Edad Media europea y la sangre inocente derramada en pos de una causa.

La tradición popular nos habla de dos ejércitos de niños que partieron desde Europa para recuperar la Tierra Santa en nombre del Cristianismo, y que terminó de manera fatídica cuando al llegar a la ciudad de Alejandría fueron capturados y vendidos como esclavos.

Aunque hay diferencias sobre si comenzó en Italia o en Francia, cuando un niño aseguró haber sido visitado por el mismo Jesucristo, quien le encomendó el liderazgo de la siguiente Cruzada para recuperar Jerusalén. Tras realizar diversos milagros logró reunir una ingente cantidad de jóvenes seguidores que rondaba los 30.000. Entonces partió con ellos en dirección a Tierra Santa, a la que pretendían llegar atravesando las aguas del Mar Mediterráneo, que debería abrir sus aguas para permitirles el paso, pero esto no llegó a suceder.

Dos comerciantes ofrecieron transporte hasta Jerusalén para los niños, pero se trataba de un engaño, y fueron llevados a Túnez en los barcos, muriendo la mayoría en un naufragio mientras los supervivientes pasaron a convertirse en esclavos. En otra versión popular se cuenta que ni siquiera llegaron a las costas del Mediterráneo, falleciendo a causa del hambre y la sed.

Esta triste leyenda parece apoyarse en sucesos históricos que se han confirmado recientemente, comenzando con las evidencias de que en el año 1212 hubieron grandes movimientos de personas tanto desde Alemania como desde Francia. Probablemente y debido a su similitud de fondo, terminaron por fusionarse en una única historia.

-En Alemania, un pastor llamado Nicolás se dirigió hasta Italia atravesando los Alpes durante la primavera, de los cuales unos 7.000 lograron alcanzar la ciudad de Génova a mediados del verano. Al llegar a las aguas del Mediterráneo y verse en la imposibilidad de cruzarlo por no disponer de medios, decidieron disolver su ejército y abandonar la campaña.

-En Francia un joven llamado Esteban de Cloyes aseguraba poseer una carta escrita por Jesucristo y que iba dirigida al propio Rey de Francia Felipe II, pero el monarca no quiso recibir al iluminado Esteban, y obligó a sus seguidores a volver a casa. En este caso no se hace referencia ninguna a las cruzadas.

Las recientes investigaciones históricas nos hablan de grandes migraciones de campesinos por Europa durante el siglo XIII, motivadas en parte por el clima y en parte por las inestables condiciones políticas. Tanto Alemania como Francia sufrieron este problema con especial intensidad. A estos grupos migratorios se les dio el apelativo de pueri (de “niño” en latín), y fue así como fueron conocidos tanto Esteban (puer Stephan) como Nicolás (puer Nicholas). Estas dos historias se fundieron en una y dieron lugar a la leyenda de las Cruzadas de los Niños, en un posterior error de traducción o transmisión.

Publicado en: Edad Media Baja, Mitos y leyendas

Tags: ,

Imprimir Imprimir




2 comentarios

Comments RSS

  1. Jaime Márquez dice:

    Muchas Gracias !!!

    Un saludo, Jaime.

  2. Sebastián dice:

    CON SUS pros y sus contras, tan solo puedo decir a Don Jaime Márquez: ¡GRACIAS! Gracias por regalar tantos ratos amenos con sus relatos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top