Los cosméticos y belleza en la Antigua Grecia

grecia 1

Los egipcios ya usaban cosméticos en su día a día, algo que aprendieron los griegos. No obstante, en Grecia se alejaban un poco de esa asociación mágica religiosa del Antiguo Egipto para centrarse en bases más científicas, derivadas de los estudios de varios sabios de la época.

En la Grecia clásica, el culto al cuerpo era algo común. El ideal de belleza clásico buscaba cuerpos esbeltos, medidas proporcionadas y pieles completamente tersas e inmaculadas. Algo que además, no era únicamente buscado por las mujeres, también los hombres ocupaban su tiempo en estas labores estilísticas.

El maquillaje usado por los griegos buscaba, ante todo, un cutis blanco. Por este motivo, usaban soluciones a base de ceras y albayalde (carbonato de plomo) para intentar conseguir una piel perfecta. El único problema es que esta mezcla era bastante tóxica. Así, aunque al principio los resultados eran buenos, con el tiempo el rostro podía llegar a oscurecerse muchísimo a causa del sol.

Los labios eran coloreados con algún tipo de pasta mezclada con hierro oxidado, ocres o cera de abejas. Además, teñían sus mejillas con la intención de contrarrestar el blanco de su tez.
Los ojos eran coloreados con Khol, algo que ya habían usado los egipcios mucho antes. Así, usaban colores negros, azules y grises para esta parte del rostro.

Aunque el tema de los cosméticos era importante, si había una parte del cuerpo a la que prestaran atención, era su cabello. Tanto hombres como mujeres intentaban que sus melenas lucieran perfectas, perfumándolas de forma que olieran diferente al resto del cuerpo.

El pelo rubio causaba furor, y teniendo en cuenta que la mayoría de la población contaba con un cabello oscuro, no es de extrañar que se las idearan para obtener diferentes tratamientos que pudieran aclarar sus cabelleras.

Así, en Grecia se usaban vinagre, manzanilla molida o una mezcla de pétalos de flores amarillas con una solución de potasio.

Las esclavas llevaban el pelo corto, mientras que las mujeres libres lo llevaban largo. Además, las damas solteras podían dejar su cabello suelto al aire, mientras que una vez casadas, se inclinaban a recogerlo con un gran despliegue de accesorios, como diademas, tiaras, horquillas etc.

Asimismo, la depilación estaba bastante extendida, tanto en hombres como en mujeres. Ambos se depilaban las piernas con pastas especiales o con un candil, pues las cuchillas no surgirían hasta un poco más tarde.

Estas son sólo algunas muestras de los rituales estilísticos de los griegos. Algo que muestra claramente que la preocupación por seguir un determinado ideal de belleza, ya existía mucho antes que los anuncios comerciales y las grandes marcas de cosméticos.

Publicado en: Edad Antigua, Historia de Grecia

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top