La figura de la Reina-Faraón en el Antiguo Egipto

nefertiti

El trono egipcio era cosa de hombres en el Antiguo Egipto. No obstante, el papel de las mujeres era importante. Las reinas egipcias contaban con un poder en la sombra muy destacable, además de ser las protagonistas en muchas ceremonias. Cabe destacar, que además, un faraón jamás podría acceder al trono si no se desposaba con una mujer de sangre real.

Aunque en este aspecto las normas eran claras, lo cierto es que diversos estudios han revelado que durante la historia del Antiguo Egipto habría existido no una, sino varias Reina-Faraón. En total, serían unas cinco, aunque no se descarta que fueran más.

¿Cómo fue posible que llegaran a reinar estas mujeres? Al parecer, en la mayoría de los casos, era debido a que no existía un sucesor del rey. Podría ser que el difunto rey no hubiera engendrado a ningún hijo varón, o bien que no se cumplieran determinados requisitos. Quizá fuera también debido a que en ocasiones, el origen de esos hijos era bastardo.

Sea como sea, lo cierto es que ante la falta de herederos, las normas de ascensión al trono debieron hacer la vista gorda. Así, no quedaba más remedio que una coronación de la viuda, y un gobierno en solitario por parte de esta.

En cuanto a estas mujeres, podemos nombrar a Nefeusobek, última gobernante de la dinastía XII; Tausert, quinta y última reina-faraón; Nitocris, primera reina-faraón; o incluso Nefertiti, de la cual aseguran se trataría del fantasmal sucesor de Ajenatón, Semenejkara.

No obstante, si existe una reina-faraón documentada, esta es Hatshepsut. Hija de Thutmose y esposa de Thutmose II, era una reina muy ambiciosa que consiguió desplazar al hijo de su difunto marido y una concubina, Thutmose III, declarándose primogénita del mismísimo dios Amón.

Esta reina tendría en mente crear una dinastía femenina, pero sus esperanzas se vieron truncadas con la muerte de su hija, Neferura. Además, a lo largo de su reinado, 22 años, fue perdiendo poco a poco los apoyos con los que comenzaría esta aventura en el trono.

Dicen que su muerte fue planeada por el mismo niño que desplazó del trono, que ya convertido en hombre ocupó tras la muerte de ésta su papel, no sin borrar antes todos los rastros de esta gran reina.

Foto vía: imperioromano

Publicado en: Edad Antigua, Historia de Egipto

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top